Sociedad

Sanidad aprueba un protocolo específico ante sospechas de sumisión química

El objetivo del texto es establecer un procedimiento coordinado de actuación entre profesionales sanitarios y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado

Guía de actuación ante un pinchazo

La Conselleria de Sanitat acaba de enviar a todos los departamentos de salud el nuevo protocolo ante casos de sospecha de sumisión química o pinchazos a mujeres en la Comunitat Valenciana. El texto obliga a los centros de salud a transferir al servicio de Urgencias del hospital más cercano a las víctimas que acudan denunciando que le han inyectado droga sin su consentimiento o que le han pinchado alguna sustancia desconocida. La Conselleria además establece la toma de muestras como una de las prioridades.

El nuevo protocolo complementa el que se aprobó en 2019 para la atención a las víctimas de agresiones sexuales, aunque lo extiende a mujeres que han recibido un pinchazo aunque no haya existido una agresión sexual. En estos casos, el Centro de Coordinación de Emergencias deberá activar a la Policía de forma automática y, si las víctimas acuden al hospital, el responsable de Urgencias deberá contactar con el juzgado de guardia para informar de lo sucedido.

Respecto a las muestras, se tienen que tomar de forma prioritaria para detectar si hay alguna sustancia tóxica en el cuerpo y también se valorará si hace falta un tratamiento de profilaxis para evitar la infección de VIH o de Hepatitis. Sanitat detalla que el objetivo del nuevo protocolo es establecer un procedimiento coordinado de actuación entre profesionales sanitarios y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para la atención de posibles víctimas de sumisión química.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00