SER Deportivos ValenciaSER Deportivos Valencia
Fútbol
OPINIÓN - VALENCIA CF

Ni un mísero whatsapp de "Rubi"

Horas después de la injusta decisión del TAD desvelada por la Cadena SER, Gayà comparece rodeado de su gente, los capitanes del Valencia, Gattuso y los embajadores del club

El capitán del Valencia, José Luis Gayà, ofrece una rueda de prensa tras la decisión del TAD de mantenerle la sanción de cuatro partidos que le puso el Comité de Competición por sus críticas a un árbitro la temporada pasada. EFE/Ana Escobar / Ana Escobar (EFE)

Valencia

Gayà, su agencia de representación y el Valencia aciertan con la comparecencia de este mediodía. Una de las decisiones más escandalosas que se recuerdan en la historia reciente del fútbol español no podía tener como epílogo el fallo del Tribunal Administrativo del Deporte que ayer destapó en exclusiva la Cadena SER.

Es inteligente que José se explique, como siempre ha hecho desde que debutó al máximo nivel, desde la educación y el respeto. Que, al menos, sea él quien diga la última palabra. Ese es Gayà. El que todos conocemos. Incluido Melero López, al que estoy convencido que también le parecerá una barbaridad la sanción de cuatro partidos para un futbolista que dice lo que siente nada más acabar un partido, a más de 100 pulsaciones.

Acierta Gayà también haciendo hincapié en la inexplicable dilación del TAD que la Cadena SER ha denunciado sistemáticamente durante casi mes y medio. Es una vergüenza que el asunto no se tratara ni el 1 de julio, ni el 8 de julio, ni el 18 de julio, ni el 22 de julio, ni el 28 de julio ni el 4 de agosto en las diferentes reuniones que ha mantenido el Tribunal Administrativo del Deporte. Sabiendo, además, como viene informando esta emisora, que han resuelto con mucha rapidez (en menos de una semana) asuntos de la LFP, hípica o balonmano.

Es inevitable pensar que, si los sancionados hubieran sido Carvajal, Marcos Llorente o Sergio Busquets, la historia se hubiera resuelto mucho antes. Que solo entraran a analizar el recurso del Valencia cuando los servicios jurídicos del club presentaron la cautelar viendo que el inicio de LaLiga se echaba encima lo dice todo del sistema. Servicios jurídicos que, por cierto, han hecho un trabajo excepcional durante todo el verano con el 'caso Gayà'. Al club, en esto, no se le puede reprochar nada. Más bien todo lo contrario.

Tiene muchas narices que, conociendo como conoce a Gayà todo el fútbol español, el Comité de Integridad se detuviera en sus -lógicas- declaraciones a la conclusión del partido contra Osasuna después de un clamoroso fallo arbitral y para consideraciones mucho más graves como las de Piqué (hechas en frío) o Aspas mirara para otro lado, escudándose en el principio de libertad de expresión.

Como ya hemos dicho en alguna ocasión en SER Deportivos, el Valencia debería plantearse desde el domingo en el partido contra el Girona que ninguno de sus jugadores hiciera declaraciones post partido.

Gayà, por cierto, ya sabe con quién puede contar de verdad. Estas desgracias siempre tienen lecturas positivas. Miles de valencianistas se han puesto su imagen en redes sociales como muestra de apoyo. Y hoy tenía en la sala de prensa a su gente, a los capitanes, a Gattuso, a Ricardo Arias y a Bossio... Luis Enrique, que se escudó en unas lesiones inexistentes para limpiárselo de la última convocatoria con España, ni le ha llamado. Y tampoco Rubiales, al que se escuchaba muy cariñoso en esos audios a 'Geri' pero no ha tenido un minuto para hablar con José. Ni para enviarle un mísero whatsapp. Aquí ya nos conocemos todos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad