SER Deportivos ValenciaSER Deportivos Valencia
Fútbol
Valencia CF

Valencia CF: Peter Lim cierra su peor ejercicio de pérdidas y esquiva la causa de disolución gracias a CVC

El Valencia CF reconoce 45'8 millones de pérdidas en su cuenta de resultados, la más negativa en los ocho años de Meriton en el club

VALENCIA, SPAIN - OCTOBER 25: New owner of Valencia CF Peter Lim (L) and president of Valencia CF Amadeo Salvo applaud prior to the start of the La Liga match between Valencia CF and Elche CF at Estadio Mestalla on October 25, 2014 in Valencia, Spain. ( / Manuel Queimadelos Alonso Getty Images

Valencia

180'1 millones de euros. Ese es el dinero que Peter Lim ha perdido como máximo accionista del Valencia desde su aterrizaje en el club en 2014. De los ocho ejercicios de Meriton, la SAD ha dado pérdidas en siete, siendo este 21/22 el peor de todos ellos. Solo se ganó dinero un año, el del maquillaje contable de la operación Neto-Cillessen. El resto son calamitosos:

Temporada 14/15: -1'7

Temporada 15/16: -31'4

Temporada 16/17: -27'1

Temporada 17/18: -36'2

Temporada 18/19: 1'3

Temporada 19/20: -8

Temporada 20/21: -31'2

Temporada 21/22: -45'8

Pérdidas del VCF en los ejercicios 20/21 y 21/22

Como ya ocurría en las cuentas anuales del pasado ejercicio, el auditor reconoce que la empresa está en una situación técnica de causa de disolución. El patrimonio neto se ha reducido más si cabe y a 30 de junio de 2022 es de 8 millones de euros, por los 10'2 de junio de 2021. La auditoria refleja con nitidez que dicho patrimonio neto "se sitúa por debajo de la mitad del capital social". O lo que es lo mismo, la SAD se encuentra en un escenario de manual de causa de disolución. Meriton esquiva la misma computando los 34'8 millones de euros que ya ha recibido el préstamo participativo del fondo CVC.

Causa de disolución en las cuentas del VCF 21/22.

Las cuentas anuales reconocen que el Valencia firmó el documento de adhesión a CVC el 7 de diciembre de 2021 por un importe total de 120'7 millones de euros. De esa cantidad, a 30 de junio de 2022 había recibido 34'8: 24'6 el 20 de enero de 2022, 6'2 el 23 de febrero de 2022 y 4 millones el 13 de mayo de 2022.

Cantidades ya percibidas por el VCF del fondo CVC

Esa cantidad ya figura en la cuenta de resultados, dentro del pasivo no corriente. La cifra aumenta de 8'3 en el ejercicio 20/21 a los 39'3 del año auditado. Está computada como "otros pasivos financieros".

Dentro del apartado de las pérdidas 21/22, es muy destacable la alusión que hace el auditor respecto a las estimaciones relativas a análisis de deterioro de inmovilizado material. En el año sometido a escrutinio "se ha registrado una reversión de 8'5 millones de euros en base a una valoración de experto independiente actualizada".

Reversión del deterioro.

Dicha maniobra contable figura en el punto 11 de la cuenta de resultados: deterioro y resultado por enajenaciones del inmovilizado. En concreto, en el apartado a: deterioros y pérdidas, con un resultado positivo de 8'3 millones. Sin esa reversión subjetiva, el Valencia habría perdido 54'3 millones en el ejercicio 21/22. El fondo de maniobra de la SAD sigue siendo muy negativo. A 30 de junio, el importe es de -144'4 millones de euros, por los -185'5 de junio de 2021.

Fondo de maniobra negativo del VCF

Uno de los mantras que utilizan los (pocos) defensores que tiene Lim en la ciudad reza que, con el máximo accionista, se ha reducido notablemente la deuda del Valencia. Cuando Amadeo Salvo, Aurelio Martínez, Salvador Belda y José Luís Zaragosí le entregaron el club a Meriton, la SAD tenía una deuda declarada y reconocida de 366 millones de euros. Hoy es de 411 millones de euros: 188 del pasivo no corriente, más 162 del pasivo corriente, más los 61 millones de quita encubierta que Bankia aprobó con el Profit Sharing Agreement.

El presupuesto de ingresos para el presente ejercicio asciende a 109'8 millones de euros, de los que 67'9 corresponden a derechos televisivos, 18'9 a publicidad, 12'9 a abonados y ticketing y 10 a competiciones. Para no volver a dar pérdidas en la 22/23, el club necesita unos beneficios netos por venta de jugadores de 14'7, cifra que ya ha alcanzado con las operaciones de Guedes y Soler, a pesar de las salidas deficitarias de Cillessen y Maxi Gómez.

En las cuentas del ejercicio 21/22 se refleja el círculo vicioso que venimos denunciando hace años: plantilla empobrecida-equipo fuera de Europa-pérdidas-venta de jugadores para paliar dichas pérdidas. En dos temporadas, Lim ha reducido de forma alarmante el coste de la plantilla. 132'2 en la 20/21 (84'6 en salarios más 47'6 en amortizaciones), 119'5 en la 21/22 (81'6 en salarios más 37'9 en amortizaciones. Ese coste de plantilla queda reducido de forma drástica en el presupuesto 22/23: Meriton estima que será de 73'9 millones (54'9 en salarios más 19 en amortizaciones). La salida de Cillessen, Guedes y Maxi Gómez alivia la carga salarial y sobre todo de amortizaciones de la primera plantilla.

Presupuesto VCF 22/23. Subrayado, el coste plantilla, sumando salarios y amortizaciones.

Con respecto a los jugadores, por cierto, el club reconoce que impagó parte del importe correspondiente a las fichas que los jugadores tenían (y tienen) pendientes con vencimiento en febrero de 2022. Son 10 millones de euros que se recogen en el pasivo corriente, dentro de los 63 millones que se adeudan a personal deportivo. "La Sociedad ha llegado a un acuerdo para aplazar el pago de parte de las remuneraciones de los jugadores que vencían el 1 de febrero de 2022, por importe de 10 millones de euros, mediante pagarés a vencimiento 31 de diciembre de 2022 (...) la Sociedad ha garantizado dicho importe con el 7'5% de los derechos de TV".

Las remuneraciones pendientes de pago, recogidas en la cuenta de resultados 21/22

El importe correspondiente a derechos televisivos sigue con su descenso constante. Desde los 83'2 de la temporada 20/21 y los 70'8 de la 21/22, pasamos ahora a 67'9. Todo ello es consecuencia de dos razones fundamentales: la pobre clasificación del equipo en las últimas campañas y, sobre todo, del acuerdo con CVC por el que el Valencia renuncia a un 10'95% del valor de esos derechos televisivos.

Peter Lim será, a la conclusión de la próxima junta del 12 de diciembre, un 1'5% más máximo accionista del Valencia. En total, controlará 6.251.806 acciones del total de 6.824.937 (harán falta 6.824 acciones para acceder a la junta general de dicimebre de 2023) que tendrá la SAD después de la ampliación de capital prevista por compensación de créditos. Lim ostentará el 91'6% del capital social del club.

Las nuevas acciones que ostentará Lim después de la ampliación de capital.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad