A Vivir Comunitat ValencianaA Vivir Comunitat Valenciana
Sociedad

"No estoy preparada para ir por la calle si mi agresor no lleva la pulsera de control telemático"

En 'A Vivir CV' hablamos con una víctima de violencia de género cuyo maltratador lleva este sistema que le advierte si se salta la orden de alejamiento

En A Vivir CV hablamos con una vícitma de violencia de género cuyo maltratador lleva este sistema que le advierte si se salta la orden de alejamiento

En A Vivir CV hablamos con una vícitma de violencia de género cuyo maltratador lleva este sistema que le advierte si se salta la orden de alejamiento

13:59

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1674046135796/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

València

Esta semana que el ministerio de Igualdad ha puesto a disposición de la justicia pulseras de control telemático para los agresores sexuales excarcelados, en 'A Vivir CV' hemos escuchado a una víctima de la violencia de género cuyo agresor hace tres años que lleva este dispositivo que le alerta de su proximidad.

Durante este tiempo, Miren, cuyo nombre real no revelamos por motivos de seguridad, ha sentido pánico porque la policía le ha avisado en distintas ocasiones de la proximidad de su maltratador o de que se había quitado el dispositivo. Sin embargo, esta herramienta le permite tener seguridad y teme el día que la justicia decida quitarle la pulsera por la ansiedad que le genera la posibilidad de encontrárselo en la calle.

Las pulseras de control telemático del sistema Cometa permiten localizar la ubicación del agresor condenado y alertar tanto a la víctima como a las autoridades policiales cuando este se le acerque. Es el juez o jueza el que determina si es necesario implementar este dispositivo cuando establece orden de alejamiento y según Andrea Climent, técnica de Alanna, no es fácil conseguirlo. Según Miren, al principio es muy duro porque lo único que quiere la víctima es tener lo más lejos posible a su agresor y cuando recibe la llamada de la policia el miedo se dispara y no solo por ella, sino por sus hijos.

Según Andrea Climent, el dispositivo presenta problemas de batería que limitan los movimientos de la víctimas; además han de estar siempre localizadas e informar de sus planes y en muchas ocasiones, generan una dependencia de estas pulseras por la ansiedad que les crea el hecho de pensar que se la van a retirar. Así se siente precisamente Miren ante la posibilidad de quedarse sin este dispositivo.

Revictimización

Andrea Climent, de Alanna, cuestiona este sistema porque vuelve a poner la mirada en la víctima y no en el agresor. "Son medias que ponen la mirada en la víctima y no en el agresor, son ellas las que están localizadas de manera continua incluso si deben cambiar de comunidad autónoma. Ellas no han cometido delito pero no son libres", ha lamentado.

Desde su experiencia, considera que haría falta implantar otros sistemas y que el sistema VioGén no solo se centrase en la víctima sino en los agresores a quien se le debería hacer exámenes forenses y seguimientos más exhaustivos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad