Opinión
OPINIÓN

El valor de la Festa

Kiko Cantó, concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcoy

Kico Cantó / Partido Popular

Alcoi

¿El indudable valor que aportan a la Nostra Festa los artesanos, está suficientemente reconocido? Valor, en dos de sus acepciones, tanto el que se desprende del mérito artístico como el de su valoración económica.

El pasado 15 de marzo el diario El Mundo publicaba un artículo, de Noe de la Torre, en el que se preguntaba si tenían futuro las Fallas, si no lo tienen sus artistas falleros, en él, estos artesanos se pronunciaban así: “el oficio se ha vuelto cada vez más insostenible”, “Hemos convertido una fiesta popular en una fiesta turística que apenas tiene retorno para nosotros”

Salvando las diferencias entre ambas fiestas, cabe preguntarse ¿En qué situación se encuentran los artesanos festeros de Alcoy? Durante la pandemia conocimos de primera mano sus necesidades más imperiosas, muchas de ellas son las comunes de cualquier autónomo, la asfixia fiscal y las trabas burocráticas, pero otras son específicas del sector, como la falta de relevo generacional o la ausencia de un sello de calidad autóctono.

En el Casal, existe un antiguo proyecto sobre esto último, un certificado, que garantice la calidad de todos los trabajos artesanos realizados para la Festa, pero la inmediatez de la organización de los actos festeros impide profundizar sobre el tema. Bastante hacen directivos y primers trons, ocupándose de manera desinteresada de entradas, boatos, cursillos de disparo, permisos de armas y banquetes en los que el número de comensales, preferencias culinarias y protocolos de mesa, son más exigentes que los de Buckingham Palace.

Ahí, se debería de entrar desde el ayuntamiento y sus servicios técnicos, para conseguir aunar voluntades y dotar a la artesanía festera local de un sello de calidad. También sería competencia de las administraciones públicas intentar ofrecer una formación adecuada a los jóvenes, que deseen entrar a formar parte del oficio. Está claro que no iba a ser la panacea para la recuperación industrial, pero existe un pequeño nicho de mercado, que no debe despreciarse.

Es embarcarse en un proyecto que necesita de cierto tiempo antes de ver los resultados y por lo tanto sobre el que no se pueden hacer anuncios grandilocuentes, ni intentar conseguir un rédito electoral inmediato, la pregunta sería ¿Los políticos locales tendríamos el valor de afrontar estos retos que nos plantea la Festa desde la discreción y el trabajo anónimo o vamos a tener el valor de utilizar la Festa para la disputa política? Nosotros nos apuntamos a lo primero y a tindre la Festa en pau.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00