Lunes, 04 de Julio de 2022

Otras localidades

El Orgullo de los seropositivos y las fiestas de Chueca

Chueca no se toca porque es el epicentro del Orgullo que comienza la semana que viene. La plaza es la bandera y bastión irreductible de quienes organizan las fiestas en el barrio del centro que este año ha contado con una fuerte oposición vecinal que ha batallado para obligar al ayuntamiento a respetar sus propias normas sobre el ruido y la convivencia.

Los organizadores del Orgullo, que buscan un compromiso con el alcalde Gallardón para "blindar" las fiestas de los próximos años (para evitar peleas de última hora), culpan a una asociación de vecinos que califican de minoritaria de los problemas que ha habido para organizar una fiesta que es un buen negocio. Para los organizadores y para la ciudad. Tan es así que la Agencia de Promoción Turística de Madrid, consciente del tirón de estas fiestas, apoya su celebración por razones meramente económicas (turísticas) y no tanto por razones ideológicas, no se puede olvidar que el PP que gobierna el ayuntamiento ha recurrido al Tribunal Constitucional la ley de matrimonio homosexual.

El Orgullo, dicen sus organizadores, genera un negocio cercano a los 110 millones de euros, una cantidad inmensa si se compara con su coste estimado: 400.000 euros. Beneficios para hoteles, lineas aereas, restaurantes... ¡Suma y sigue!.

Pero el Orgullo que tiene sus propias reglas económicas (las barras al aire libre deben "contribuir" al esfuerzo económico), es más que un negocio o una mera fiesta. El Orgullo es básicamente la reivindicación de un colectivo que lleva años luchando por la igualdad. "No es una cabalgata", asegura el líder del movimiento FLGTB Antonio Póveda, quien recuerda que este año lo que está sobre el tapete es la visibilidad de los seropostivos justo cuando se cumplen los 30 años de los primeros diagnósticos de VIH.

Eliminar el estigma social y aumentar la conciencia de que el VIH sigue su expansión son dos de los asuntos que importan al colectivo GLTB. También el hecho de que haya familias creadas tras haber logrado certificados de matrimonio ahora puestos en duda por los populares.

El pregón, a cargo de una vecina que viven en Chueca desde finales de los años 80. Le acompañará, vía televisión, el Gran Wayomin. Por cierto, habrá carrera de tacones. En eso, el orgullo no ha cambiado.

Antonio Póveda contra el estigma social del VIH

Antonio Póveda advierte al PP sobre los derechos de los matrimonios homosexuales

Noticias relacionadas

  • La celebración de las fiestas de Chueca, empañada por los problemas de ruido y la convivencia con los vecinos del barrio, reivindica el fin del estigma social de los infectados por VIH y recuerda los avances sociales logrados con leyes como la del matrimonio homosexual, recurrida ante el Tribunal Constitucional por el PP que ahora dice apoyar, desde el ayuntamiento, unas fiestas con clara proyección turística.
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?