Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 27 de Septiembre de 2022

Otras localidades

Viajar en taxi a Barajas tendrá una tarifa fija

Es una de las medidas que han sido aprobadas en la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid. También permitirán que los taxistas puedan llevar publicidad comercial, pero sólo en el interior de los coches

La Junta de Gobierno municipal ha aprobado hoy el primer proyecto de la nueva ordenanza del taxi, que se ha debatido con las asociaciones que representan al sector

El Ayuntamiento de Madrid está estudiando con el sector del taxi la posibilidad de establecer una tarifa fija para determinados trayectos desde la ciudad, como el Aeropuerto de Barajas, y permitir que los vehículos puedan llevar publicidad comercial en su interior.

El delegado de Medioambiente, Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Antonio de Guindos, ha explicado tras la Junta de Gobierno que una de las cuestiones que se ha debatido con los representantes del colectivo es establecer una tarifa fija en los desplazamientos que tengan origen o destino en el Aeropuerto de Barajas.

Otros puntos habituales de destino, como las estaciones ferroviarias o de autobuses, o las instalaciones deportivas, podrían tener también "con carácter excepcional" tarifas fijas "si de ello se deriva una mayor garantía para los usuarios", según explica el Ayuntamiento.

Además, el proyecto recoge que para contratar un servicio de taxi por teléfono se acuerde una tarifa máxima, descartando la posibilidad de establecer un suplemento fijo por la utilización de este medio de contratación, de manera que se pague un precio -con un tope máximo- por la distancia que tiene que recorrer el vehículo para recoger al pasajero, y no un suplemento fijo.

De Guindos ha dicho que la concreción de precios no aparecerá en la nueva ordenanza, puesto que habrá que aprobar las tarifas anualmente -tal y como se hace con los precios del taxi-, pero ha señalado que los propios representantes del sector calculan que la media de desplazamientos al Aeropuerto es de entre 23 y 25 euros.

Con todo, ha insistido en que es una medida que habrá que estudiar, para concretar, por ejemplo, qué área podrá incluirse en la tarifa fija.

El Delegado ha recordado el acuerdo que existe en el sector del taxi para prestar servicio en distintos municipios de la Comunidad, y ha subrayado que la ordenanza sólo afectaría a la capital, que es donde tiene competencias el Ayuntamiento, aunque ha dicho que la Comunidad de Madrid estará "encantada" de que el Consistorio tramite esta cuestión para determinar cómo afectará a otras localidades.

Respecto a la publicidad, el proyecto de la nueva ordenanza autoriza a llevar publicidad institucional en el exterior de los vehículos -anuncios del propio sector del taxi-, pero permite también que los coches tengan publicidad comercial en su interior, permitiendo, según De Guindos, que los taxistas puedan buscar nuevos ingresos económicos.

Para poder instalar los anuncios hará falta la correspondiente autorización, que se concederá de forma individualizada y que tendrá validez durante un año, por lo que caducará cada 31 de diciembre.

Ecotaxi

En materia medioambiental, y de acuerdo con el Plan de Calidad del Aire de la ciudad, no se permitirá la prestación del servicio de taxi a aquellos vehículos que sobrepasen los límites de emisiones de CO2 (160 gramos por kilómetro) y de óxido de nitrógeno (80 miligramos por kilómetro).

Así, desde el 1 de enero de 2014, si no se cumplen estas condiciones no se autorizarán como taxis nuevas marcas y modelos de vehículos a los fabricantes, ni se permitirá a los titulares de licencia la sustitución de vehículos por otros que las superen.

Y desde el 1 de enero de 2020, no podrán prestar servicio los taxis que superen dichas emisiones.

Para los vehículos que ya cumplen con estos límites de emisiones, la nueva ordenanza propone medidas incentivadoras como paradas exclusivas o ser eximidos de las restricciones del tráfico rodado por motivos de contaminación y de las dimensiones mínimas de los coches.

Otras novedades son la posibilidad de autorizar vehículos de taxi de más de cinco plazas, cuyas tarifas contemplarían un suplemento a partir de la ocupación de la quinta plaza -excluido el conductor-.

Para fomentar la modernización se regulará antigüedad máxima y los elementos mínimos obligatorios de los vehículos; en este sentido, se incluye la obligatoriedad de llevar en el taxi impresora de recibos y lector de tarjetas.

Tras su aprobación por la Junta de Gobierno, se abre ahora un periodo de 45 días de información pública para presentar alegaciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?