Jueves, 11 de Agosto de 2022

Otras localidades

La lucha de los desahucios continúa en la Plaza del Celenque

Llevan casi 3 semanas acampados en una sucursal céntrica de Bankia para protestar contra los embargos de sus hogares. Recogen firmas para conseguir la dación en pago, la paralización de los desahucio y el alquiler social

Acampada en la Plaza del Celenque

Acampada en la Plaza del Celenque

Los acampados se organizan por turnos, intentan que veinte personas duerman allí diariamente. Cada una tiene su historia, muchas tienen la fecha de desahucio muy cercana. Otras ya han perdido su casa. La mayor parte de los afectados son inmigrantes

Más de cincuenta afectados están viviendo en pleno centro de la capital, a escasos 100 metros de la Puerta del Sol. En la fachada de esta sede de Bankia en la Plaza del Celenque cuelgan pancartas pidiendo una dación en pago y la eliminación de sus deudas.

La inspiradora de esta acampada fue Judith hace 20 días se encerró en esta sucursal para evitar su segundo desahucio: "Cuando vi que el director dejaba de negociar conmigo, me encerré en esta sucursal a las 12 de la mañana y tras ocho horas aquí, sin salir, me paralizaron a mí y a 5 compañeros más el desahucio".

Llevan acampados 20 días, en los que han pasado frío y se han mojado con la lluvia, pero lo peor son las noches. Muchas veces les resulta imposible mantener el calor solo con mantas y abrigos. Por eso, mantienen las 24h un par de braseros de carbón encendidos.

Además, han conseguido dos hornillos en los que calientan la comida. Esa mini cocina huele a castañas asadas y caldo, se sostiene con dos cubos de basura. Allí trabaja diariamente Luis, se autodenomina el padre de la acampada. Noche tras noche corta las barras de pan, jamón y queso hacer los bocadillos que distribuye a los acampados. Él es jubilado, ya ha sido desahuciado y ha conseguido un alquiler social. "Esto va a salir adelante. Ahora lo que reivindicamos es que ningún cliente de Bankia tenga que abandonar su casa a la fuerza, eso es una tristeza enorme", comenta.

Los afectados reciben el apoyo diario de los vecinos y simpatizantes de la Plataforma de Afectados de la Hipoteca. Además de darles apoyo, les llevan alimentos, agua, plásticos para protegerse de la lluvia o mantas. En una pequeña carpa recogen firmas para que su Iniciativa Legislativa Popular salga adelante.

Se organizan por turnos, intentan que veinte personas duerman allí diariamente. Cada una con su historia, muchas tienen la fecha de desahucio muy cercana. Otras, como Lidia, ya han sido desahuciadas. Ella mantiene a 6 personas, paga un alquiler de 300 euros y gana 400. Haberse quedado sin hipoteca ha sido una liberación: "Tuve que renunciar al aumento de horas porque me detectaron Leucemia. A raíz de que el piso ha pasado a ser del banco me encuentro mejor de la enfermedad". Los afectados que lo solicitan reciben apoyo psicológico, ellos tratan de explicarles que una casa no es nada más que varios ladrillos.

Tatiana, psicóloga: "Una casa son sólo ladrillos"

Lidia, desahuciada, mantiene a seis personas con 400 euros

Noticias relacionadas

  • Los acampados se organizan por turnos, intentan que veinte personas duerman allí diariamente. Cada una tiene su historia, muchas tienen la fecha de desahucio muy cercana. Otras ya han perdido su casa. La mayor parte de los afectados son inmigrantes
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?