Lunes, 03 de Octubre de 2022

Otras localidades

Decenas de inmigrantes acampados en el centro de Lleida

Son temporeros llegados este verano para la temporada de fruta. Algunos han conseguido trabajo y otros no. Son entre 40 y 70 y los sindicatos agrarios reclaman a los agricultores que den un techo a los trabajadores para evitar situaciones como ésta

El campament es troba camí de la Seu Vella

El campament es troba camí de la Seu Vella / ÀLEX RIBES

"Aquí hay gente de Mali, de Gambia, de Guinea Bissau, de Gana, Mauritania ... de toda África" Lo dice Usman, uno de los muchos, de hecho decenas, de ciudadanos subsaharianos que duermen en la plaza de los antiguos bloques del Seminario de Lleida, donde algún día han de construir los juzgados. Usman ahora no puede trabajar, y guarda lugar para muchos de sus compañeros que sí hacen tareas en los campos de Lleida, recogiendo fruta. Todos duermen al raso, entre cartones, y alimentándose con un hornillo, con el que cocinan a pie de calle.

Durante el día, los campamentos improvisados como éste se quedan vacíos y tan sólo está el rastro de la vida nocturna. Para los sindicatos agrarios hay que acabar con esta situación y obligar a los agricultores que contratan temporeros a facilitarles una vivienda digna.

Rastros de cartones y aquellos que no han encontrado trabajo, que guardan el lugar para la noche siguiente, son la prueba de la estancia vespertina en esta plaza de los antiguos bloques del Seminario, donde se deben construir unos nuevos juzgados, pero que ahora están parados hasta que haya recursos.

Utilizan unos sanitarios portátiles que hay en la zona, y la fuente de la plaza cercana. Por la mañana son un montón, pero Usman Iai, un inmigrante de Senegal que ronda por la plaza, explica que en la noche pueden ser decenas. "La cosa está muy mal, la gente duerme en la calle. A las 6 de la mañana la policía viene diciendo: levante, levante!". Añade además que, una vez que la policía local les obliga a levantarse, van a trabajar en el campo.

El Ayuntamiento asegura que ya hace años que esto ocurre, y que, de hecho, este año ha descendido el número de personas. El teniente de alcalde de Bienestar Social de la Paeria, Josep Melocotonero, explica que "lo que pasa es que nosotros no podemos pagar el alojamiento de todas estas personas, porque pensamos que debe estar a cargo de quienes los ocupan. Tampoco podemos producir un efecto llamada como ocurre en poblaciones de los alrededores de Lleida"asegura el concejal encargado del centro histórico, que recuerda que el Ayuntamiento pone servicios a diposición de la cincuentena de personas, según contabiliza, en esta siuació. Pueden recoger alimentos, dejar las cosas a la consigna o ducharse.

Los representantes de los campesinos no entienden cómo puede seguir pasando esto. Para erradicar esta situación, dice el coordinador de Lleida de UP, Josep Maria Companys, se deberían hacer inspecciones y obligar a los agricultores a facilitar alojamiento a los temporeros que contraten. "Por parte de las administraciones, tanto centrales como autonómicas, debería cortar de una vez por todas. Cómo? Pues empezar a hacer inspecciones y poner multas" asevera el responsable sindical. De hecho, Compañeros se queja de que dormir al raso reduce el rendimiento laboral de los trabajadores. Si se duerme mal se trabaja peor, viene a decir.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?