Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El juez ordena reabrir el caso de la muerte de una congoleña en el CIE de Aluche

El auto de la Audiencia Provincial revoca la decisión de un juzgado de Madrid que archivó el caso descartando la negligencia médica en la muerte de Samba

La joven congoleña Samba, que entró a España a través de Melilla, falleció a los 34 años el 19 de diciembre de 2011 cuando estaba retenida en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Madrid. Solicitó asistencia médica en hasta diez ocasiones pero los médicos descartaron la gravedad de los dolores de los que se quejaba. Finalmente murió en el hospital 12 de Octubre, en el que ingresó el mismo día, procedente del polémico CIE de Aluche. Según denuncia su familia y varias ONG como Ferrocarril Clandestino, SOS Racismo y la asociación de letrados por un turno de oficio digno, la joven perdió la vida "por una negligencia médica": "No se le llegó a realizar ni un análisis de sangre".

El auto de la Audiencia Provincial es contundente y ordena reabrir la investigación por la muerte de Samba porque, "de haber sido atendida correctamente, se podría haber evitado el fatal desenlace", según el escrito al que ha tenido acceso la SER y que lleva la firma de tres magistrados de la sección trigésima de la Audiencia Provincial madrileña. "El origen de la joven y la solicitud recurrente de atención médica desde el primer día en el CIE tendría que haber hecho sospechar a los facultativos de las posibles enfermedades en lugar de dar una simple asistencia sintomática", señala la defensa de la familia.

¿Negligencia médica o falta de protocolos y medios adecuados para atender a los inmigrantes en los polémicos CIE? Es la gran cuestión. El caso de Samba podría arrojar una respuesta clara a estas cuestiones denunciadas desde hace años por múltiples organismos públicos y organizaciones no gubernamentales.

La muerte de la joven congoleña y las evidencias de que su muerte se podría haber evitado de haber recibido una correcta asistencia sanitaria a tiempo han convertido a Samba en la bandera de todos los colectivos que denuncian la falta de atención sanitaria y el cuestionado funcionamiento de los polémicos de Centros de Internamiento de Extranjeros.

Su muerte causó un profundo impacto que fue creciendo a medida que se conocían las carencias de la escasa asistencia médica que recibió. La decisión de la Audiencia Provincial de reabrir el caso podría generar un profundo impacto dentro de la regulación del funcionamiento de estos centros, cuyo reglamento lleva más de dos años sin ser desarrollado por el Ministerio del Interior.

La lluvia de denuncias sobre las irregularidades en los polémicos CIE lleva siendo reflejada desde hace años en informes del Defensor del Pueblo, de la Comisión Europea o del comité de derechos humanos de Naciones Unidas que también significó en su informe de 2012 la muerte de Samba Martine.

Antes de fallecer Samba Martine acudió hasta diez veces a los servicios médicos del CIE madrileño, como consta en el recurso presentado por la familia y Ferrocarril Clandestino, pero solo en una ocasión fue asistida por un intérprete como deja claro también el auto que ha ordenado ahora la Audiencia Provincial y que subraya que los facultativos descartaron la gravedad de los dolores que presentaba.

El primer examen médico que se realizó a Samba nada más ser encerrada en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche con fecha 12 de noviembre de 2011-realizado por la enfermería del centro- señaló que la joven estaba "bien" en la fecha del ingreso. Es el primero elemento que carece de sentido según el auto en el que los 3 magistrados de la Audiencia Provincial discuten totalmente la decisión de haber dado carpetazo a la investigación como hizo el juzgado de instrucción número 38.

En el auto que ordena reabrir el caso para empezar se discuten las revisiones médicas que en teoría se hacen a los internos en las primeras 24 horas que pasan por un CIE, como el caso de Samba a la que el informe médico de los servicios de enfermería del polémico centro de Aluche señalan como que está "bien" cuando "lo que es más chocante, no encaja es que Martine ese mismo día solicitara consulta por síntomas gripales y picazón en la región perineal" señala el auto que además apunta a que "no parece que fuera atendida siempre por médicos". Además los magistrados recuerdan que "sólo fue atendida con intérprete una de las veces" de las 10 en las que pidió ser atendida por un médico debido a los dolores que padecía.

Otro dato que señala como digno de investigación la Audiencia Provincial es que "la Historia clínica no coincide con el informe médico que aparece en las actuaciones" y que los síntomas descritos "sumados a la reiteración de la solicitud de consultas médicas , diez ocasiones, obligaban a sospechar la existencia de una enfermedad más grave que no fue tomada en consideración. No parece que se le realizara ningún análisis de sangre" destacan los magistrados.

Con todos estos datos, el auto de la Audiencia Provincial deja claro que "de haber sido tratada correctamente se podría haber evitado el fatal desenlace" . Inicialmente se apuntó a una meningitis como causa de la muerte, lo que el juez que archivó el caso tomó como única hipótesis "la muerte de Samba se habría producido igualmente aunque se hubiera diagnosticado y tratado" la meningitis que padecía, describió entonces el juez. Pero, posteriormente se supo que Samba ya había sido diagnosticada de VIH/SIDA a su paso por el CETI( Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes)de Melilla con lo que ahora el auto de la Audiencia Provincial deja claro que " el diagnóstico de VIH/SIDA hubiera permitido el tratamiento retroviral que hubiera mejorado de forma importante su situación inmunológica".

A esto se añaden múltiples testimonios, entre ellos la coordinadora de Cruz Roja en el CIE de Aluche, que insistieron en que "Samba llevaba 3 semanas con importantes padecimientos y dolores de cabeza, que no hacía más que llorar, gemir y quejarse". Dice el Auto que "las conclusiones de la forense suponen cierta incongruencia "porque si bien la meningitis es casi siempre fatal " pero sólo si no se trata" como dicen los magistrados que añaden " la conclusión es que si ( Samba) hubiera sido tratada 38 días antes , el resultado bien pudiera haber sido distinto".

En el auto se deja claro que se hace necesario un "pronunciamiento sereno sobre si existió, o no, responsabilidad penal del personal facultativo del CIE".

"La situación en el CIE de Aluche no ha mejorado en nada"

Las organizaciones que han apoyado a la familia de Samba en todo el proceso judicial y que además llevan años denunciando las penosas condiciones del CIE de Aluche : Pueblos Unidos, SOS Racismo Madrid, Comisión Cerremos los CIE del Ferrocarril Clandestino, ALTODO, Médicos del Mundo e Inmigrapenal valoran " muy positivamente la resolución, que con sus consideraciones avala lo que reiteradamente venimos recordando" señalan .

José María Trillo, portavoz de este grupo de organizaciones lamenta que la muerte de la joven congoleña y las reiteradas denuncias sobre las carencias de los CIE no hayan cambiado nada la situación actual , " estamos por un lado contentos con que se siga adelante con la investigación pero también entristecidos porque 3 años después de la muerte de Samba Martine y de nuestras denuncias de esas carencias pues la situación en el CIE sigue siendo la misma, los servicios sanitarios siguen siendo igualmente deficitarios y la salud y la integridad de las personas no se garantiza" afirma el abogado.

Insisten en que el auto hace caso a sus reclamaciones desde el inicio del proceso porque "existe un especial mandato de investigar, de agotar cuantas posibilidades razonables de indagación resulten útiles para aclarar los hechos". Según Trillo" esto no se puede seguir permitiendo, nadie debería morir tras 38 días de sufrimiento y agonía, después de haber solicitado en hasta 10 ocasiones asistencia sanitaria en un espacio como los CIE" denuncia el portavoz de los colectivos denunciantes.

Este grupo de organizaciones, especializadas en la atención a los inmigrantes que pasan por el Centro de Internamiento de Aluche insisten en apuntar a la responsabilidad de la administración "cuando el Estado priva de libertad a una persona se convierte en garante de sus derechos, de forma destacada de su vida y su salud. El caso de Samba Martine, lejos de ser una excepción, demuestra que el Estado no está garantizando los derechos de estas personas, por lo que su internamiento es inconstitucional y los CIE deben cerrarse" concluyen.

" No se hizo ni analítica de sangre, ni nada. De una persona que ha ido 10 veces a consulta de enfermería del CIE en un plazo de 38 días. Entendemos que si Samba hubiese sido conducida a un ambulatorio cualquiera habría recibido mejor tratamiento médicos y seguramente el desenlace habría sido distinto" sentencia Trillo.

La cuestión que más preocupa a las organizaciones es que "no se han tomado medidas para evitar nuevas muertes como la de Samba.Por poner un ejemplo en abril de 2013 el Ministerio del Interior y el de Trabajo y asuntos sociales firmaron un protocolo sobre la derivación de los informes médicos desde los CETI de Ceuta y Melilla a los CIE de la península pero sigue sin aplicarse. Las autoridades policiales y responsables de las personas internas en los CIE no han hecho nada por mejorar ni los servicios médicos o las dotaciones de estos centros por lo que muchas veces carecen de enfermería y muchas veces las personas enfermas tienen que pasar sus enfermedades dentro de las celdas con otros 5 internos" lamenta Trillo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?