Sábado, 04 de Febrero de 2023

Otras localidades

ELECCIONES MUNICIPALES DE 2015

Botella rompe el calendario a Rajoy

La alcaldesa de Madrid anuncia que no se presentará como candidata en 2015 un día después de que Mariano Rajoy dijera ante los suyos que ese tema no se toca porque "no hay prisas"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en el Palacio de la Moncloa

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en el Palacio de la Moncloa / EFE/Ángel Díaz

El presidente del Gobierno le pidió que esperara y valorara bien el momento político para hacer su anuncio pero ella tenía la firme convicción de desvelarlo cuanto antes para no formar parte de ninguna guerra de sucesión.

Mariano Rajoy no quería otro frente abierto. Entre la situación económica, la consulta soberanista de Cataluña y la negociación de las medidas de regeneración democrática, el presidente del Gobierno consideraba que el curso político había comenzado bien cargado. Por eso, el lunes, en el Comité Ejecutivo Nacional del PP, quiso cerrar ante los suyos el tema de los candidatos de 2015 y dijo que no había "ninguna prisa".

Pero todo saltó por los aires cuando Ana Botella decidió comunicar que no se presentaba. La alcaldesa de Madrid lo había hablado con Rajoy en varias ocasiones por teléfono. La última a primeros de septiembre, nada más volver de las vacaciones. Pero este martes a mediodía se lo ratificaba en una reunión en la Moncloa. El jefe del Ejecutivo le pedía que valorara bien el momento politico de su anuncio y que no lo hiciera ya.

Pero ella tenía la decisión tomada desde hace meses. Lo había meditado con su familia, deseaba poner fin a una etapa y, según los que la rodean se guiaba por la firme convicción de que debía desvelarlo cuanto antes, para no formar parte de ninguna guerra de sucesión.

Hay quien piensa en el Partido Popular que su rueda de prensa sin preguntas fue una especie de reivindicación, una forma de protesta porque la familia Aznar-Botella se sentía "maltratada" por Rajoy. Las relaciones con el expresidente del Gobierno se han complicado mucho en el último año. Los aznaristas mantienen que la actual cúpula del PP no les tiene en consideración y se quejan del trato recibido aunque desde el Ayuntamiento de Madrid se asegura que no es así porque si ella hubiese querido habría actuado con "nocturnidad y alevosía y lo habría podido anunciar en el debate sobre el estado de la región".

En el PP, donde todos lo daban por seguro, muchos dirigentes consideran ahora que la ocasión ha sido inoportuna porque quedan ocho meses para los comicios y piensan que estará permanentemente cuestionada por la oposición. Además, dan por hecho, que con esto se disparan las quinielas y las batallas internas. Algo que no le gusta nada a Rajoy.

Además, algunos sostienen que con ello se fuerza la maquinaria. Explican que ahora él se verá obligado a resolver la situación en Madrid y que entonces pueden venir otros a pedirle que también acelere y confirme sus nombramientos para ponerse a trabajar. "Es un problema. No va a poder estirar el chicle hasta abril, que es cuando acaba el plazo que marca la ley", dicen desde el PP de Madrid. Pero los que conocen bien no saben si va a mover ficha o, como hace siempre, esperará a que pase la tormenta.

Pero no todo son lecturas negativas. En el Partido Popular también cuentan que de alguna manera, Botella ha terminado haciéndole un favor a Rajoy porque todas las encuestas daban que con ella perdían la mayoría absoluta. De ese modo el jefe del Ejecutivo se ha ahorrado tener que decirle a la mujer de José María Aznar que se tenía que marchar. En ese sentido, siempre ocurre lo mismo. Han sido muchos los dirigentes -como Piqué, Mayor Oreja, Camps o Matas- los que, de una forma u otra, han desfilado ante Rajoy para presentar su renuncia sin que él tuviera que llegar ni a pedirlo.

De esta forma, el presidente del Gobierno tiene ahora las manos libres para escoger su cabeza de lista para uno de los sitios clave. Sus colaboradores creen que la delegada de Gobierno, Cristina Cifuentes, podría ser una buena candidata y que, incluso, podría administrar bien una derrota en caso de que esta se produjera.

Otros apuestan por la regeneración y para ello piensan en la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Y cuando se habla de Esperanza Aguirre se hace el silencio. En la cúpula del PP nadie olvida que abandonó la Comunidad en los momentos difíciles y que desde entonces no ha hecho más que sumar incidentes, hasta el de tráfico. Pero creen que, a pesar de todo, Rajoy aceptaría con tal de ganar.

Desde la dirección popular se mostraba respeto por la decisión de Botella y se hacía hincapié en que los proyectos pendientes saldrían adelante. "El Gobierno del Ayuntamiento de Madrid está garantizado", defendían fuentes conservadoras temiendo que los ciudadanos piensen que se deja todo en el aire y sin control.

Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid: "Esperanza Aguirre podría ser una buena candidata (a la Alcaldía de Madrid) si ella quisiera"

La Ventana de Madrid - Especial Ana Botella

La actualidad en 25 minutos

Botella no debería estar satisfecha

Ana Botella: "Quiero anunciarles mi decisión de no concurrir a las municipales del próximo año"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?