Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 28 de Febrero de 2020

Otras localidades

La violencia en la juventud, "un grave problema de salud pública"

Expertos reunidos en el V Congreso para el estudio de la violencia contra las mujeres, organizado por la Junta, advierten de la gravedad que han alcanzado los malos tratos en la adolescencia

Los casos de adolecentes maltratadas se ha multiplicado por tres en los dos últimos años en Andalucía, ha subrayado la fiscal de de Menores de Sevilla Isabel Vázquez. Según la fiscal, la causa del incremento de la violencia en la adolescencia puede estar directamente relacionada con el comienzo de las relaciones de pareja a edades cada vez más tempranas, en las que se vienen a reproducir los estereotipos y las desigualdades que se registran en las de adultos.

“La violencia en la juventud es un grave problema de salud pública, con fuertes raíces socioculturales aprendidas”, ha añadido Jose Manuel Andreu, del departamento de Psicología Clínica de la Universidad Complutense de Madrid.

No obstante, la profesora de Psiquiatría de la Universidad de Sevilla Lola Mojarro, refiriéndose a los casos de acoso en la escuela o en internet ha recalcado que “la pasividad es casi tan grave como el acoso”. A su juicio, la base de la solución es enfrentar el problema, reconocer que existe esa agresión y acabar con la excusa de que “eso son cosas de niños”.

Por su parte, la psicóloga experta en violencia sexual con menores Angélica Cuenca ha hecho hincapié en que en el proceso de lucha contra este tipo de malos tratos no basta trabajar con las chicas. “Hay que trabajar con los chicos también, porque trabajar con ellos es la vacuna” para prevenir que se produzcan nuevos episodios de violencia.

“Todas la chicas con las que trato como psicóloga tienen amigas que sufren algún tipo de maltrato, ha asegurado Angélica Cuenca, quien considera esencial que las víctimas salgan de su consulta convencidas de que no van a volver permitir que les sucedan situaciones de violencia de género.

 Los ponentes coinciden en que las adolescentes cuentan con menos recursos que las mujeres adultas para resistir la presión que puede suceder a la presentación de una denuncia por maltrato. Además, según la decana de la Facultad de Psicología de Granada, Francisca Expósito, las chicas tardan más tiempo en detectar los signos de violencia y, por tanto, en poner freno a la situación de maltrato.

Para atajar todas esas carencias, se requiere, a juicio de José Manuel Andreu, potenciar las políticas y las iniciativas para reducir la desigualdad entre sexos y todos las situaciones que propicien la aparición de la violencia.

“El círculo de la violencia que envuelve a la víctima hace que, muchas veces, sintamos que no sirve de nada lo que hacemos, porque ellas vuelven con sus agresores. Pero no podemos dejarlas solas. Tenemos que estar siempre ahí con ellas”, ha sido la conclusión del coordinador del Servicio de Asistencia a Víctimas (SAVA) de Huelva, Fernando Moreno.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?