Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Manolo Tena: “Quebré al mismo tiempo que quebró la industria”

El artista vuelve a los escenarios para presentar su nuevo disco, ‘Casualidades’

"La vida pasa mientras haces un plan que tal vez no sucederá" es una frase que contiene Casualidades, uno de los nuevos temas de Manolo Tena, que también da nombre al disco que acaba de sacar. El artista regresa después de mucho tiempo a los escenarios. Su vuelta a Madrid, su ciudad de acogida, será el viernes 31 de octubre en el Teatro Monumental. Manolo, que pasó hoy por los micrófonos de A vivir Madrid, reconoció que quebró al mismo tiempo que lo hizo la industria tal y como se entendía hasta entonces. “En 2013 fue cuando los mayas dijeron que se acabaría el mundo, pero yo entendí muy mal el mensaje. Lo que querían decir es que era el final del mundo que hasta ahora hemos conocido”.

Han pasado los años, pero Manolo no ha perdido su esencia. Sigue cantando y contando historias que suceden en el día a día en la capital. “Es una ciudad muy inspiradora, pero también muy dura de vivir. Es una ciudad de jugadores de mus y cuando tú miras a la gente jugar al mus no entiendes nada ni lo vas a entender como no te lo expliquen”. El paso del tiempo también ha logrado que se lleve bien con sus fantasmas: “Empecé por aprender a perdonar a los demás y así conseguí perdonarme a mí”.

Para comenzar a pasear por su Madrid le ponemos música de los Beatles, con lo que conseguimos que retroceda hasta sus 14 años, cuando se saltaba alguna clase en el instituto e iba al billar. En aquella época no paraba de escuchar con sus amigos A hard day’s night. La siguiente canción la elige él. Suena en el estudio First we take Manhattan, de Leonard Cohen, y aprovecha para hablarnos del libro La energía de los esclavos: "Cohen tiene varios poemas que hablan de lo que luego ha traducido en esta canción. Él decía que los amos de los esclavos tienen muchas cosas en la cabeza porque los esclavos sólo piensan en la venganza”.

Escuchamos las primeras notas de When I paint my masterpiece, de Bob Dylan, y Manolo nos dice que situaría esta canción en el Madrid de los Austrias. Este tema también le sirve para hablar de la soledad del que tiene éxito, o como él prefiere denominarlo, "la soledad del cantante que está al fondo de la barra del bar y que quiere leer el periódico y que no le conozcan". Reconoce que se ha sentido así muchas veces. "Yo era un chaval al que le gustaba pasar desapercibido y de repente uno ya no sabía si estornudar porque estaba todo el mundo mirándote. Sigo siendo tímido, pero he aprendido a no tener un límite de timidez cuando estoy hablando por un micro de una emisora o cuando estoy en el escenario", explica.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?