Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Mónica Naranjo, cómo hemos cambiado

Repasamos los éxitos de una de nuestras voces más imponentes, que vuelve con una atrevida propuesta discográfica

'Jamás' es el primer single del nuevo disco de Mónica Naranjo, 'Lubna' /

Si te tomas seis años para sacar un disco, eso es que el producto final va a ser espectacular. Es lo que escuchamos en ‘Lubna’, un álbum que en realidad es una novela que en realidad es una ópera rock sinfónica que también puede ser una película o un drama teatral. Todo a la vez gracias a la voz grandiosa, de grande y de diosa, de Mónica Naranjo. En definitiva, el resultado de una evolución musical cuyo primer capítulo escuchábamos en 1994.

‘Fuego de pasión’ demostraba ya el poder que una jovencísima Naranjo tenía al manejar su voz. Pero no dejaba de ser un disco relativamente corriente que tampoco tuvo mucha promoción y no caló en España. Así que Mónica emigró a México buscando fortuna… y vaya si la encontró. En forma de dos millones de discos vendidos. Visto el éxito, la discográfica decidió que merecía la pena que tanto talento fuera reconocido en su propio país.

En 1997 era cuando realmente tomábamos consciencia de que detrás de ese pelo mitad negro, mitad rubio anaranjado, y tras esa mirada felina y sensual, se escondía una artista incomparable. ‘Desátame’ fue la gran apuesta del disco ‘Palabra de mujer’, y no se equivocaron. De hecho, es el décimo cuarto álbum más vendido en la historia discográfica española. El disco era una sucesión de buenas canciones, muchas de ellas electrónicas, pero entre ellas había una joya algo más acústica: ‘Tú y yo volvemos al amor’.

Después de este disco era difícil igualar el listón. En el año 2000 Naranjo presentaba su tercer trabajo que, en general, contaba con temas algo más flojos pero que incluía joyas como el ‘Sobreviviré’, una canción que resulta de coger el ‘I will survive’ de Gloria Gaynor y meterle mucha mala leche.

Por cierto que este ‘Sobreviviré’ es una versión del ‘Fiume Azzurro’ de Mina, una artista italiana sobre la que giraba la mayor parte de este nuevo disco, ‘Minage’, que efectivamente no alcanzó en ventas a sus predecesores. Con el siguiente disco, ‘Chicas malas’, de 2001, intentó desembarcar en el mercado anglosajón, pero aunque no lo consiguió del todo, nos dejó temas muy bien producidos y con multitud de giros de voz como este ‘No voy a llorar’.

Después de esto, Naranjo se toma un descanso en cuanto a discos se refiere y pasa siete años en blanco. Mereció la pena esperar, porque en 2008 regresa con una mezcla de canción lírica y electrónica donde desde luego la vemos muy cómoda. ‘Tarántula’ era el disco; ‘Europa’, el single.

Ya instalada como diva absoluta de la canción española, da un nuevo giro a su carrera como jurado de algunos concursos musicales televisivos. También publica dos directos: uno en el que no tiene desperdicio verla volando por los aires entre una escenografía grandiosa y otro, ‘Adagio’, con una producción mastodóntica y la filarmónica de México.

Después de esto Mónica nos volvió a sorprender en 2012 volviendo al ámbito más discotequero, cogiéndonos de la pechera y agitándonos con su potente propuesta: ‘Make you rock’, distribuido a través de Internet como single y, aunque con cierto aire a Lady Gaga, especialmente en el vídeo, devolviendo su gran voz a la escena.

En cualquier caso Naranjo seguía sin sacar nuevo disco de estudio y algunos se impacientaban. Para calmarles, al menos hasta ahora, editó en 2014 ‘4.0’, una remasterización de sus éxitos con participación incluso de fans en temas como este ‘Sólo se vive una vez’ con el que nos despedimos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?