Martes, 24 de Noviembre de 2020

Otras localidades

La 'I Vuelta Ciclista a Álava' en 1939 y el corredor alavés Rafael Gáceta

En nuestra sección de fotos antiguas recordamos la 'I Vuelta Ciclista a Álava', que se celebró tras la Guerra Civil y al corredor alavés de los años 30-40, Rafael Gáceta

RAFAEL GÁCETA

RAFAEL GÁCETA / RAFAEL GÁCETA

En agosto de 1939, pasados unos meses de la finalización de la Guerra Civil y coincidiendo con las fiestas de Vitoria, se celebró la I Vuelta Ciclista a Álava, en dos etapas. Anteriormente ya se había disputado, pero solo como prueba de un día. El nuevo diseño por etapas le dio la oficialidad de ‘primera edición’. Contó con la participación de varias figuras de la especialidad famosas en aquellos tiempos, como el escalador vizcaíno Federico Ezquerra, ganador de la etapa Niza-Cannes del Tour de Francia de 1936 y Mariano Cañardo, vencedor también en una etapa en la ronda francesa de 1937.

Media hora antes del comienzo de la primera etapa de la prueba, la Plaza del Arca -donde daba comienzo- se encontraba repleta de público. A la espera de la partida de los corredores, algunos espectadores se tomaron un café en el cercano bar Deportivo de la calle San Prudencio -hoy desaparecido- que se encontraba frente a la actual escultura de ‘El Caminante’.

Los ciclistas llevaban los bolsillos traseros de la vestimenta llenos de provisiones -para reponer fuerzas a lo largo del recorrido- y mostraron unas bicicletas último modelo que causaron admiración. Algunos iban provistos de una cámara de repuesto, que se sujetaba a la espalda y los hombros en forma de ocho, destinada a sustituir la de la bicicleta en caso de pinchazo; esa operación la tenían que realizar ellos mismos.

A las nueve y diez se dio la salida oficial y a los pocos kilómetros de iniciada la etapa -a la altura de Gamarra- se produjo el primer tirón del pelotón que dejó descolgado al ciclista alavés de Gopegi, Santiago García. A la altura de Otxandio marchaban escapados tres participantes: Olmos, Sancho y Goenaga. El pelotón les perseguía a más de un minuto; allí iba otro alavés: el vitoriano Gáceta -a la cola-resistiendo el fuerte ritmo impuesto por Federico Ezquerra que tiraba del pelotón.

Bajando el puerto de Kruzeta con una intensa lluvia escapó Goenaga, que mantuvo la primera posición en Arrasate con una ventaja de 53 segundos. Tras pasar solo el puerto de Arlaban en Gipuzkoa, logró llegar destacado a la meta situada en Portal de Legutiano, en la que “esperaba una gran multitud de espectadores, que por exceso de entusiasmo se aglomeraba, dificultando la labor de los organizadores de la prueba.”

El ganador de la etapa fue Francisco Goenaga, de Berriatua, perteneciente a la S.C. Bilbaina; realizó una media de 35,47 km/h. Joaquín Olmos –de Barcelona- fue segundo a 1 minuto 45 segundos. Tercero quedó Ugarteburu, de Txapel Gorri-Villafranca y el cuarto fue Federico Ezquerra, compañero de escuadra de Goenaga.

El gasteiztarra Rafael Gáceta, tras un notable esfuerzo entró en meta en el puesto 22, a más 17 minutos del vencedor. La prensa vitoriana destacó el mérito del ciclista: “ha corrido como uno más, ha tenido que mantener una velocidad que ha pasado la media de 30km/h. con solamente un mes o dos de entrenamiento.” Rafael había estado -como muchos entonces- en la guerra que acababa de terminar; fue un ‘participante obligado’ y eso constituyó un paréntesis de inactividad en su trayectoria deportiva.

La segunda etapa de la Vuelta a Álava comenzó con madrugón, a las 7 horas y 45 minutos de la mañana. El pelotón marchó neutralizado desde la calle Dato hasta Portal de Arriaga, donde se efectuó la salida real. Los ciclistas pasaron agrupados por el puerto de Aiurdin y la localidad de Murgia y en Barambio nuestra figura local Rafael Gáceta tuvo su protagonismo al escapar del pelotón; fue cabeza de carrera en solitario al paso por Orozko, Llodio y Amurrio. En Orduña llevaba nada menos que cuatro minutos de ventaja al grupo, pero el esfuerzo que había realizado en solitario le pasó factura y a quinientos metros de iniciar el ascenso al puerto de Orduña fue absorbido por el pelotón. Iba desfondado y le rebasaron todos los participantes; así las cosas, pasó el último por la cima. Coronó el puerto en primer lugar Federico Ezquerra, con ventaja sobre Goenaga, Igartua, Izquierdo y Cañardo.

A la altura de Miranda de Ebro se formó un grupo de favoritos que llegó destacado a Vitoria; la etapa se disputó al sprint en la meta que estaba situada a la altura del Parque del Prado, en el Portal de Castilla. Consiguió la victoria de etapa Mariano Cañardo, sobre Ezquerra e Izquierdo.

En el puesto 13 llegó un grupo en el que iba nuestro héroe Rafael Gáceta, que aguanto como pudo hasta el final de la etapa. Sobre su actuación se escribió lo siguiente: “Rafael Gáceta al fugarse del pelotón a los treinta y cinco kilómetros de la salida cometió una tontería, pues al llegar a la cuesta de Orduña, estaba completamente agotado. Pero eso no demuestra más que Gáceta es un muchacho que tiene entusiasmo y coraje, y eso unido a que marcha bien, nos hace ver en él una esperanza del ciclismo vitoriano. Solo con haberse clasificado en esta dura carrera ha demostrado al pueblo de Vitoria de lo que es capaz. Bien por Rafael Gáceta.”

El vencedor final, primero en la clasificación general de la carrera, fue Federico Ezquerra. Nuestro paisano Gáceta quedaría en el puesto 21, de 22 que lograron terminar la prueba.

Hoy Marca’ es un diario deportivo pero entonces era un semanario gráfico de los deportes, que se editaba en Donostia. Para hacerse una idea de la importancia de esta ‘Vuelta a Álava’ no hay más que ver el ejemplar de la citada revista del 16 de agosto de 1939. La información sobre el evento ocupa tres páginas, con amplia información gráfica y la correspondiente crónica.

LA SEGUNDA VUELTA A ÁLAVA

La segunda edición de la prueba -en 1940- la ganó Delio Rodríguez, quien además fue el vencedor de las tres etapas de las que constaba la ronda. Consiguieron terminar la prueba tres alaveses: Valentín Bulet, Jesús Serrada y Santiago García, en los puestos 22, 26 y 28 –el último- respectivamente.

El final de la última etapa estaba situado en la calle Dato y en las fotos publicadas por ‘Marca’ podemos ver la entrada en meta del vencedor y la entrega del correspondiente ramo de flores por parte de la señorita Rosita Arritúa al ganador, Delio Rodríguez.

Rodríguez -natural de Puenteareas- cuenta en su historial de triunfos más importantes con una victoria final en la Vuelta a España de 1945.

Por ser el ganador en la clasificación general de la prueba alavesa se llevó la cantidad de 1.000 pesetas; además, recibió por cada etapa ganada el premio de 150 pesetas. Los tres alaveses mencionados anteriormente -Bulet, Serrada y García-, recibieron 200, 150 y 100 pesetas respectivamente por encabezar la clasificación de corredores locales.

Para hacerse una idea del valor del dinero de estos premios entonces, diremos que en 1939 -época de gran penuria económica- por una peseta se compraban dos kilos de patatas y un kilo de lentejas valía 1,50 pesetas.

RAFAEL GÁCETA

Nuestro protagonista local Rafael Gáceta, como ya hemos dicho, participó obligadamente como muchos jóvenes de entonces, en la Guerra Civil española (1936-1939). Cuando comenzó la contienda, Gáceta se encontraba en Zaragoza realizando el servicio militar obligatorio, por lo que quedó automáticamente incluido en el bando nacional. A su hermano Evelio, también aficionado al ciclismo, le tocó hacer la guerra en el bando republicano. El que miembros de la misma familia estuvieran en diferente frente en aquel conflicto se dio con frecuencia.

Aquella interrupción obligada para Rafael en su actividad ciclista supuso que se presentara a la `I Vuelta a Álava’ con escasa preparación, por falta de tiempo para ponerse en forma. Sin embargo, su voluntad pudo más que su débil estado físico para competir.

En una imagen del año 1933 le vemos como integrante del equipo B.H., siglas pertenecientes a Beistegui Hermanos- empresa fabricante de bicicletas-. La fotografía está tomada en la calle Portal del Rey, al fondo se observa la iglesia de San Miguel.

Repasando periódicos hemos encontrado su –posiblemente- última participación en una prueba de importancia antes de la guerra, concretamente en el Campeonato de Álava, celebrado en setiembre de 1935.

Participaron los siguientes corredores: Félix Salmerón, Mariano Lorente, Luis Goikoetxea, Rafael Gáceta, Félix Laguna, Francisco Sagasti, Valentín Bulet, Félix Martiarena, Andrés Castresana, José Diaz, Alfredo Donnay (el autor de canciones alavesas), Félix Hernando, Arturo Martínez, J. María Ollora, José Torres, Eugenio Lahora, Luis Mateo, Santiago Castresana, Andrés G. de Langarica, Santiago García, Marcos Ortiz de Zárate, Marcos R. de Arbulo, Emilio Ciriza, Víctor Díaz, Antonio Azcúnaga, Jesús Ubis y Pedro Martínez.

Aquella carrera tuvo el siguiente itinerario: Vitoria-Maturana-Gaceo-Agurain-Araia-Olazagutia (Navarra)-Eguilaz-Salvatierra-Vitoria. En Olazti/Olazagutia eran las fiestas de la localidad y el paso de los ciclistas se celebró con cohetes.

Cuatro corredores lograron llegar escapados a la meta en Vitoria, situada a la altura del Aeropuerto Martínez de Aragón (Salburua), con una ventaja de más de dos minutos sobre el pelotón. Logró la victoria al sprint Martiarena -de Araia- por delante de sus compañeros de fuga Lorente, Gáceta y Hernando.

GÁCETA EN SURAMÉRICA

Nuestro protagonista Rafael Gáceta, nació el 3 de junio de 1914. Empezó a disputar pruebas ciclistas a los 17 años y dejó el ciclismo en 1947, año en el que participó en una carrera de tríos con Pepe Bengoa y Jesus Uribetxebarria que ganó. En ese mismo año sufrió una fractura en la pierna izquierda, motivo por el cual abandono la práctica ciclista.

Posteriormente tuvo una vida realmente curiosa. Su hijo, también llamado Rafael, nos dice lo siguiente sobre su padre: “En 1951 marchó a Bolivia y allí montó una compañía de transportes por el Río Beni con base en Cochabamba; transportaba cervezas y caucho. En 1952 trabajó en una empresa que se dedicaba al envío de pieles de jacarés (cocodrilos) a Argentina por avión. Tras esto, estuvo en la sección mecánica de la carretera panamericana. Seguidamente, en 1953, trabajó en un principio en dos compañías brasileñas: Sorvetes y Metais de Sao Paulo y finalmente en Solvay de Río Grande -de la misma ciudad- donde estuvo hasta su vuelta a la tierra que le vio nacer; aquí falleció en 1996.”

Rafael Gáceta hijo, ha tenido la deferencia de enviarnos una buena colección de fotos, de la actividad ciclista en nuestro territorio en los años 30-40 del pasado siglo, lo cual agradecemos sinceramente. Con ellas hemos preparado un vídeo que pueden ver a continuación. Es posible que alguno de nuestros lectores conozca a alguna de las personas que aparecen en estas imágenes.

La I Vuelta Ciclista a Álava en 1939 y el corredor alavés Rafael Gáceta

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?