Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

¡Nooo... es que!

En su 17 columna, Manu Sánchez, quien se declara "uno al que las declaraciones le salen a vomitar y ojalá alguna vez a estos delincuentes del “noooo… es que” los condenen a devolver", critica las excusas de las personas que tienen cuentas en Panamá.

 

- Noooo…es que yo eso lo firme sin mirar.

- Noooo…es que eso me lo abrieron a mí, pero yo no me acordaba.

- Noooo… es que verás. Aquello lo abrí ‘pa’ una cosa, pero al final resulta que no salió.

- Noooo… es que a la entrada de Granada, en la fuente de los herradores, soy capaz de recalificar sin querer hasta los 25 faroles.

 

Qué socorrida es la secta del “Noooo… es que”. Y mira que se les pone carita de culpable porque la reacción, además de socorrida, es un montón de chivata. Absténganse de empezar una respuesta con un “Nooo… es que” porque eso canta por bulerías y ‘hiede’ de lejos a falseta. Una vez me dijeron que de nada sirve todo lo que va delante de un pero, y yo hoy añado que es un embuste seguro todo lo que va detrás de un “Nooo… es que”.

 

Están trincando a gente trincando por encima de sus posibilidades, y es que ya ni los peces gordos son capaces de coger a este Montoro por los cuernos. La corrupción y el manganeli cuando parecen que ya no pueden llegar a más, resurge de sus cenizas cual ave Félix cuando llegues al cielo. Y Panamá es el penúltimo paraíso donde el “pájaro tributario” planta sus huevos y anda perdiendo los papeles. Que aunque esta clase de pájaro es producto nacional, ya se sabe con estos carroñeros lo que pasa… que tienen crías y ellas solas se juntan. Qué de contriboyantes, cuántos contrihuyentes. Qué de gente hasta las trancas quitándose del medio a la hora de retratarse. Y es que parece que ya quedó antiguo y desfasado eso de “Hacienda somos todos”. Se acerca el día poco a poco de: “Los que le mangamos a Hacienda somos todos”. Y tú que te creías un mago de la doble contabilidad por llevar siempre 50€ ‘pa’ no tocarlos ‘mu’ dobladitos en el segundo bolsillo la cartera. Y es que al final uno empieza a sentirse hasta ordinario por no tener ningún chanchú, una especie de carajote exótico.

 

- Noooo… es que yo iba a contarlo, pero no me dio tiempo.

- Noooo… es que yo estaba con lo del Ministerio y no me dio ocasión ni de hablar con mi señora.

 

Y es que la Agencia Tributaria ya no debería darle más vueltas y en la próxima campaña, yo le regalo el eslogan: “Pájaro, saca el nío”

Hay que ver la de bujíos que se conocen estos carroñeros comunes de la familia de las rapaces espabiladas, fieras que atacan en manada, y cuando no es el hermano, es la mujer, si no es el padre o cuando no una tía abuela, y hasta al Rey de la sabana “de pelito” por supuesto, parece que tiene complú. Que si hace Infanta Pilar, perdón que si hace falta apilar, pues se apila, ya sean facturas, empresas o lo que sea, que para eso está la tita, que el pájaro Borbón por amor ni lee ni pregunta, que para el pájaro Real preguntar es ofender. Y es que entre la lista de panameños hay un montón de patriotas. De esos que juran bandera y hasta hicieron la mili. De esos que se les llena la boca diciendo que aman España. Que de aquí ‘palante’ menos besitos de Judas y más declaraciones de amor, hincando rodilla y sin ponernos los cuernos “¿Quieres hacer hospitales conmigo?”

 

- Noooo…es que yo creía que eso se podía.

- Noooo… es que a eso nos apunto mi padre cuando chico y luego ya nos ha dado cosa de borrarnos.

 

Mi abuelo todavía yendo cada mañana a poner al día la cartilla, y los abuelos de otros abriéndole un empresa al niño. Que no me quiero imaginar los bautizos de esta gente, peleándose ‘pa’ ver quién le regala la esclavita a la criatura y quien la empresa trianguladora. “Está empresa de aquí es por parte Delaware y de los titos, ‘pa’ que la disfrute mi niño”, y normal que si desde chico tu padre te apunta a un paraíso fiscal como el que te apunta a la Hermandad del Barrio o al Círculo de Lectores, a ti ya luego de grande te dé cosita borrarte. Y cada vez que se hace una factura con la de Panamá, no es por defraudar a Hacienda, sino por no defraudar al abuelo.

 

Y si alguien se molesta con mis palabras, solamente decirles que “noooo… es que” a mí con las ofensas me pasa como a algunos a la hora de robarnos a todos…que es sin querer y me sale solo.

 

Fdo: Uno al que las declaraciones le salen a vomitar y ojalá alguna vez a estos delincuentes del “noooo… es que” los condenen a devolver.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?