Sábado, 08 de Mayo de 2021

Otras localidades

El legado gaditano de Charles Dickens

La Biblioteca del Casino de Cádiz conserva volúmenes de la revista Bentley's Miscellany, en la que empezó a publicar Oliver Twist y en la que escribieron Poe o Ainsworth

Dos de los volúmenes de la Bentley's Magazine en la Biblioteca del Casino de Cádiz

Dos de los volúmenes de la Bentley's Magazine en la Biblioteca del Casino de Cádiz / Cadena SER

Quizá fue algún comerciante con alto interés en la literatura. Quizá fue un inglés residente en Cádiz, de la abultada colonia que en el siglo XIX recaló en tierras gaditanas. Lo cierto es que alguien hace ya dos siglos se encargó de recopilar los volúmenes que guardaban los ejemplares que la revista Bentley's Miscellany editaba cada semana. Y durante muchos años se guardaron en la Biblioteca del Casino de Cádiz. Ahora, el interés por digitalizar y difundir esta publicación, cuyo primer editor fue Charles Dickens, ha sacado a la luz esta joya de los archivos gaditanos.

El historiador Javier Fornell, contratado por la Universidad de Massachusetts, había recibido el encargo de investigar y digitalizar los fondos americanos de esta biblioteca, cuando se toparon con los ejemplares de la revista. La Universidad estadounidense decidió entonces reforzar ese encargo y profundizar en su conocimiento y difusión.

"Faltan los primeros volúmenes, pero hay una decena y tienen un gran valor, porque, hasta ahora, los únicos ejemplares de la revista los había digitalizado la Universidad de Oxford, pero en escala de crisis, con técnicas antiguas, y no de la forma que se está haciendo en Cádiz", señala el historiador.

Bentley's Miscellany fue una revista hecha por amigos, impulsada por Richard Bentley, quien invitó a Charles Dickens a ser su primer editor y a publicar en ella algunos textos, y, de hecho, la usó para sacar a la luz los primeros episodios de la que sería una de sus obras más célebres, Oliver Twist.

Comenzó a publicarse en 1836 y terminó en 1868, tiempo durante el cual acogió textos y dibujos de algunos de los más grandes literatos de Inglaterra, como William Harrison Ainsworth, Thomas Moore, William Mudford o Edgar Allan Poe, quien en esta revista llegó a publicar algunos relatos cortos.

"Cádiz era en el siglo XIX una ciudad muy cosmopolita, con un núcleo de burguesía comercial muy importante, que tenía intereses culturales y es posible que coleccionaran los ejemplares que cada semana se publicaban, aunque también hay que pensar que en aquellos años había una colonia muy importante de ingleses residiendo aquí", se aventura a proponer Fornell como razón por la que estos volúmenes tan valiosos se hayan conservado en Cádiz.

Los números guardados en la biblioteca gaditana van desde 1840 hasta 1848 e incluyen, por ejemplo, los ejemplares en los que, por primera vez, apareció el personaje de Guy Fawkes, ideado por William Harrison Ainsworth e ilustrado por George Cruikshank, que inspiró después al protagonista de V de Vendetta y las caretas de Anonymus.

Los volúmenes se pueden consultar por todo aquel que lo solicite en la Biblioteca del Casino de Cádiz, en la plaza de San Antonio, cuyo acceso es público, desde que, recientemente, el Ayuntamiento de Cádiz se hiciera cargo de su gestión. De hecho, técnicos municipales se están encargando de la catalogación de sus enormes fondos. Pero el trabajo que se tienen que acabar ahora es el de acercar estas revistas a todo el mundo.

"Massachusetts es una universidad pública y su máximo interés", explica el historiador Javier Fornell, "una vez se acabe completamente el proceso de digitalización es publicarlo en plataformas para compartir fondos de forma gratuita como Internet Archives, lo que permitirá que se pueda consultar desde cualquier parte del mundo".

Fornell cree, además, que esa difusión contribuirá a que los investigadores vengan a Cádiz a consultar estos volúmenes porque "igual que no es lo mismo ver una guía de viajes que viajar, muchos de los interesados en esta revista querrán venir a verla para consultarla".

La Biblioteca del Casino de Cádiz, en proceso de catalogación y digitalización, guarda muchos más tesoros, como los diarios de sesiones de las Cortes, colección sólo comparable a la de la Biblioteca del Congreso, y se suma a los importantes fondos bibliográficos, muchos por descubrir, que guardan otras bibliotecas privadas de Cádiz como la Academia de Bellas Artes, la Real Academia Hispano Americana, la Fundación Joly o el Seminario Diocesano del Obispado gaditano

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?