Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Metáfora

La Eurocopa es una metáfora y una maniestación del signo de los tiempos. Nada de juego bonito.

Hola amigos.

La Eurocopa, tal y como se está desarrollando, no es sino una metáfora y una manifestación del signo de los tiempos.

En su obra principal, Max Weber dice que el protestantismo no sólo constituyó una nueva forma de vida religiosa, sino una moral que determinó tanto la conducta personal como las relaciones humanas. Todo se centra en el precepto del desarrollo de la vida profesional. Este precepto de la valoración del trabajo y de la profesión como norma de vida constituye uno de los pilares sobre los cuales se edifica el capitalismo: la laboriosidad del individuo, su abnegación por el trabajo.

Si nos fijamos en las estrategias de juego que todas las selecciones de fútbol han desarrollado en esta Eurocopa, coinciden como el guante a la mano con lo dicho aquí: laboriosidad y abnegación. Nada de juego bonito o especulativo. Un juego útil, ganador, pues es el fin (ganar) el que justifica los medios (la estrategia). Hay que llegar antes que el adversario al balón, quitárselo de los pies, impedir que piense y ser más rápido que el en el contrataque.

El capitalismo actual neoliberal ha elevado hasta la caricatura esta norma religiosa y moral; despojado de su referente religioso el trabajo intenso y laborioso se ha convertido de depredación, acumulación y egoísmo. En el deporte pasa igual; se ganarán los encuentros, pero nos deja mal sabor de boca por su escasa calidad estratégica.

Un abrazo y hasta la próxima semana.

Noticias relacionadas

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?