Jueves, 06 de Agosto de 2020

Otras localidades

ESPACIO DE ENCUENTRO

La obra de Isabel Solá

La semana pasada asesinaron a la misionera Isabel Solá en Haití. Ayudaba a las víctimas de la cadena de tragedias que ha sufrido ese pais.Conectamos con Haití para hablar con sus hermanas de congregación

La obra de Isabel Solá

Religiosas de Jesús María

El sábado pasado, mientras se emitía este programa, la monja española Isabel Solá murió tiroteada al ser víctima de un robo en Puerto Príncipe, en Haití.

Pertenecía la congregación Jesús-María, presente en el país caribeño desde 1997. Era una barcelonesa de 51 años, que llevaba mucho tiempo ayudando a las víctimas de la cadena de tragedias del atribulado país caribeño.

Vivió en primera persona los horrores del terremoto de 2010, que dejó 316 000 personas muertas y más de 350 000 heridas. Esta organización, con sede principal en Roma, está presente en 13 provincias españolas y 28 países. Hasta el Papa Francisco ha hecho alusión a Isa Solá en la ceremonia de Canonización de la madre Teresa de Calcuta. Anteayer jueves 8 fue enterrada y ya descansa en Puerto Príncipe, donde siempre quiso estar…

En este programa establecemos comunicación con una de sus hermanas allí en Haití, en Puerto Príncipe, la sevillana Teresa Ybarra, que nos cuenta con todo detalle la obra de Isabel... Aquí tienes dos fragmentos de su diario, para que tengas una idea de los sufrimientos que se vivieron en Haití en 2010:

“Decidimos llegar a la parte de la ciudad que sube por la montaña en una zona llamada Martisan. Es una zona de chabolas de bloques que forran la montaña de una forma increíble... No hay acceso con coche, sólo hasta cierto punto, luego toca a pie... Nos dijeron que había muchos heridos arriba que no podían bajar al hospital por la dificultad de la bajada. Y que llevaban dos semanas así... empezamos el ascenso y yo me quedé aterrada. Todas las casas están destruidas y hay que escalar entre bloques para subir. Pero la gente sigue ahí, encima de sus casas, muchos de ellos porque nos decían que debajo de las ruinas estaba su mujer, o sus hijos o su hermana.. y no querían dejarlos. Empezaron a salir heridos por todas partes, sobre todo niños... cabezas con brechas sin curar, piernas rotas sin entablillar, brazos rotos o dislocados, heridas infectadas abiertas... eso de cerca. Si levantabas la vista ves dos colinas totalmente destruidas, como si una batidora las hubiera revuelto. Me quedé sin respiración. Bajé la mirada y solo vi miradas tristes de niños heridos que seguían haciendo su vida como podían con esa brecha abierta o esa herida infectada... Bajamos a un hombre con la pierna gangrenada. Amputación segura, pensé yo, ya me lo sé...Un hombre paralítico, una mujer con la pelvis rota, una mujer embarazada de seis meses con amenaza de aborto y con el brazo roto.

 

Creo que estuvimos más de cuatro horas pasando por las casas haciendo curas... vimos a bastantes que necesitaban ir al hospital y bajamos a los que pudimos y que nos parecían más urgente. No todos...Era demasiado difícil moverlos y no teníamos los medios para hacerlo bien...

 

Pedí ayuda a las Hijas de la caridad y ellas llamaron a un grupo de bomberos españoles que vinieron para rescates difíciles y bajaron a otros tantos”.

…..

“También os tengo que reconocer que me cuesta rezar... me quedo callada delante de Dios y no sé qué decir... Espero lo hagáis por mí... porque a mí no me salen las palabras. Lo único que he sido capaz de repetir alguna vez es: ¡SALVANOS, SENOR!... ¡SALVA A TU PUEBLO!”

 

Los niños de acogida en “Márgenes y vínculos”

Esta semana abundamos en la situación general de la infancia en Andalucía, para ello hemos pedido ayuda a la Fundación Márgenes y Vínculos, para que nos cuente su programa de acogimiento que, en definitiva, nos da una idea de la situación. Cada vez hay más niños que necesitan una familia; a partir de los siete años (los que más necesidad tienen) ya nadie quiere acogerlos y, por lo general, antes de cumplir los 18 se escapan quedando solos y expuestos a la violencia callejera. Nos acompaña en el estudio Maria Ángeles Míguez Sánchez, la Directora del Programa de Acogimiento Familiar en Familia Ajena y Extensa de la Fundación Márgenes y Vínculo.

 

Y en los Sones del Mundo: Música “Rapa Nuí” de la Isla de Pascua.

En esta edición tenemos la primera de las entregas musicales que el etnomusicólogo de Espacio de Encuentro, Pepe Belmonte, pudo recoger con ocasión de su visita al XXXV Festival Internacional de la Sierra, en Fregenal de la Sierra (Badajoz).

En una iniciativa que dura ya 35 años, sorprendente y maravillosa, se viene celebrando este festival durante los meses de verano, contando con la presencia de las más variadas agrupaciones de música y danza del mundo.

Allí tuvo la oportunidad de conocer al Ballet Folklórico "Alma chilena", de Macul, en Santiago de Chile, que incluye en su repertorio danzas y canciones de la Isla de Pascua.

Isla de Pascua (en idioma rapanuí “Rapa Nuí”. «Rapa grande») es una isla de Chile ubicada en la Polinesia, en medio del océano Pacífico a 3700 km de Caldera. Tiene una superficie de 163,6 km², lo que la convierte en la mayor de las islas del Chile insular, y una población de 5035 habitantes.

Precisamente de allí nos llega este tema "Rapa Nui", con un ritmo de lo más sorprendente, y con el sonido del "Ukelele pascuense", instrumento de cuatro cuerdas, similar al timple canario, y de difícil ejecución.

 

¡DISFRUTA ESTA EDICION 460 DE ESPACIO DE ENCUENTRO!

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?