Martes, 30 de Noviembre de 2021

Otras localidades

CONSEJO DE MINISTROS CONSEJO DE MINISTROS Sigue en directo la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Una mirada sobre el abstencionismo en Euskadi

Entre el 30 y 40 % de los electores nunca vota. Los no votantes de este "partido mayoritario" conforman un grupo heterogéneo que mezcla a ácretas y pasotas, y que en el caso vasco se ha visto engrosado también por las ilegalizaciones de algunas marca de la izquierda abertzale

Una mirada sobre el abstencionismo en Euskadi

CNT

Si los parlamentos recogieran el comportamiento del 100 % de las personas con derecho a voto, entre el 30 y el 40 % de los asientos estarían vacíos, unos 25 escaños en el caso del Parlamento vasco.

La abstención activa es una de las formas tradicionales de "votar" de aquellos que no quieren participar, bien porque no encuentran lo que buscan en ningún candidato, bien porque ni siquiera quieren buscar en un sistema dentro del que no se sienten representados. En Euskadi, además, con algunas características propias.

El caso de la Izquierda Abertzale

La Izquierda Abertzale ha recurrido a la abstención como recurso en ocasiones en sus múltiples vicisitudes electorales, como en las generales de 2008. Un año después, Patxi López fue elegido lehendakari sin que se contabilizaran 100.000 votos nulos, clara influencia de la IA que pidió el voto para la ilegalizada Demokrazia Hiru Miloi. 4 años antes los votos nulos fueron 4mil.

Pero, al margen de los partidos tradicionales, hay iniciativas ciudadanas en favor del "no votar votando". Escaños en blanco se presenta el 25 de septiembre. Félix García, su coordinador en Euskadi, afirma que lo quieren es dar una "opción a los que no les convence nada, para que esos votos cuenten, y si nuestra iniciativa funciona, supondrá una medida de presión importante para la clase política".

Una propuesta que parte de la convicción de que los cauces previstos para expresar esa postura, el voto en blanco o el voto nulo, sólo benefician a los partidos mayoritarios. Pero hay otro abstencionismo, más puro si se quiere, que para empezar rechaza el tópico comúnmente aceptado de que la "no participación" juega en favor de los grandes partidos del sistema. Es lo que defiende el escritor Sergio del Molino, que sostiene que "nunca sabremos a quién votaría alguien que se abstiene, así que ese lugar común es una especulación".

Así, nos ponemos ahora ante un perfil de abstención activa, ilustrada, política incluso, que rechaza el paternalismo de quienes votan e incluye el respeto también a quienes no votan desde el pasotismo más absoluto, "sin intentar condicionarles ni hacerles una catequesis electoral", añade el autor de "La España vacía".

Veremos qué sucede el 25 de septiembre, pero a buen seguro el dato de la abstención no se quedará muy lejos del que se dio hace cuatro años, cuando una de cada tres personas con derecho a voto no lo ejerció.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?