Lunes, 26 de Septiembre de 2022

Otras localidades

Compositores de la ciudad soñada

Tres iniciativas privadas buscan incentivar en Cádiz el amor por la música desde pequeños

Félix Martínez, Miguel Rodríguez Mora y Paco Atómiko en la Glorieta Ingeniero La Cierva de Cádiz

Félix Martínez, Miguel Rodríguez Mora y Paco Atómiko en la Glorieta Ingeniero La Cierva de Cádiz / Cadena SER

Hay una partitura que está por escribir. Es la del futuro de toda una ciudad. En Cádiz tres iniciativas privadas quieren llenarlas de notas, de ritmos diversos, de melodías antiguas y modernas. Son Bravíssimo, El Búnker (que promueve la Asociación Emergentes) y Festykids. Sus promotores se imaginan una ciudad donde los niños acceden a la música jugando, donde no hay imposiciones para que te guste una guitarra o te chifle el clavicordio, donde se aproveche el talento natural que sale a borbotones en muchas casas, donde nadie llame ruido a la música. Sueñan con que Cádiz sea una ciudad de la música. Y aunque sueñan mucho no están dormidos. Al contrario. Se han movido para empezar a componer esta ciudad soñada.

La SER ha reunido a Miguel Rodríguez Mora, de Festykids; a Félix Martínez, de Bravíssimo, y a Paco Atómiko, uno de los impulsores de la Asociación Emergentes. Los tres, de forma independiente y complementaria, están sacando adelante proyectos en Cádiz para hacer de la música un enorme y provechoso juego de niños. Es un juego de gran calado, porque la semilla que siembran en los asistentes a sus clases o sus conciertos puede germinar en una pasión consolidada por el arte. Por la música.

En la Plaza de España se encuentra El Búnker, un lugar de encuentro para la música, impulsado por la Asociación Emergentes, que incluye una escuela de rock para niños, la Emergente Rock School. Sólo lleva abierta unos meses, pero ya reúne a unos ochenta alumnos. Su carácter novedoso ha provocado que reciba alumnos de varias localidades. Tienen grupos desde los tres años. "Queremos que se lo pasen bien tocando la batería, la guitarra, escuchando canciones", explica Paco Atómiko. En la fiesta de fin de curso, justo antes del verano, algunos se estrenaron en su primer concierto con público. "Tenemos ya algunos cracks", presume, aunque su escuela no busca ídolos, sino risas. Las de los niños que aprenden divirtiéndose.

Es el mismo espíritu del programa de Bravíssimo. La idea de sus promotores, entre los que se encuentra Félix Martínez, es crear muy cerca de la playa (se encuentran en el Paseo Marítimo, en los locales de los antiguos Multicines Cádiz) un lugar para ofrecer clases específicas, talleres, recuperar nociones perdidas, conocer nuevas técnicas y también incentivar esta pasión desde muy pequeños, desde bebés. "Incluso desde dentro de la barriga porque también pueden acudir embarazadas", matiza Martínez. Su programa para los niños está basado en el método Musicaeduca. "Es divertido y muy completo y es una forma en la que los niños acceden a la música como un juego".

También como una gran fiesta concibe la música Miguel Rodríguez Mora, promotor y responsable de La silla verde. Por eso creó Festykids. "Como padre estaba cansado de ir a espectáculos infantiles donde los mayores se aburrían, mientras los niños asistían a un concierto con canciones sólo para ellos". La banda Festykids lleva en su repertorio clásicos del rock internacionales y la oportunidad de que los niños conozcan y toquen los instrumentos además de bailar y cantar. Ahora está a punto de presentar su nueva banda, unos monstruos que se presentan el 25 de septiembre en el Baluarte de la Candelaria.

Sus tres ideas conviven en Cádiz desde hace unos meses. Y se sienten partícipes de un proyecto común que quiere forjar una Cádiz más musical. "Es verdad que en esta ciudad puede sonar más música que en otras, por el Carnaval, sobre todo, o por el flamenco, también, pero hace falta más espacio para otras músicas", defiende Rodríguez Mora.

"Cádiz fue un referente musical, toda una potencia, y eso se puede recuperar, aunque hay que trabajarlo", explica Félix Martínez, experto en música medieval, quien imagina a grandes de la música viajando hasta Cádiz para aprovechar su playa y su entorno a dar grandes lecciones y clases magistrales. Una idea en la que ya este verano ha trabajado Bravíssimo.

Paco Atómiko, que lleva en la música desde los años ochenta, cree en el poder unificador y revulsivo del arte. El que permite transformar ciudades. Por eso su sueño es que todos los niños puedan acceder a la música y que el dinero no sea una barrera. De ahí que una de sus ideas más recientes sea crear becas para las familias necesitadas.

Sus proyectos acaban casi de nacer. Sus éxitos están por medirse. Es la mezcla de la ilusión y el abismo de todo comienzo. Igual que la del compositor ante una partitura en blanco.

BRAVÍSSIMO. Paseo Marítimo, 2. Local 3. 11010. Cádiz. Teléfono: 956 751 391 y 630 037 545. Correo: mail@bravissimomusica.es. Web:  www.bravissimomusica.es.

EL BÚNKER. CENTRO DE DESARROLLO MUSICAL. Plaza de España 12. 11007. Cádiz. Teléfono: 856 076 258. Correo: asociacionemergentes@gmail.com. Web: www.asociacionemergentes.com.

FESTYKIDS (LA SILLA VERDE). Contratación. Miguel R. Mora 627 534 921. Correo: miguelrmora45@gmail.com. Facebook: FestykidsRockBand

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?