Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Castella corta dos orejas y Manzanares, una en la segunda de San Miguel

La espada privó al francés de la Puerta del Príncipe y al alicantino de desorejar al quinto de la tarde

Sebastián castella con la dos orejas que cortó al primer toro de la tarde. /

El segundo y último festejo de la Feria de San Miguel, celebrado este domingo en la Real Maestranza, ha arrojado un balance final de tres orejas, dos para Sebastián Castella y una para José María Manzanares, que bien pudieron ser más de no fallar ambos toreros con las espadas en los segundos toros de sus respectivos lotes.

Se han lidiado tres toros -primero, segundo y quinto- de Olga Jiménez, dos -tercero y cuarto de Hermanos Sampedro- y uno -sexto- de Hermanos García Jiménez, desiguales de presentación -los de Sampedro lucieron imponentes perchas- y de juego: aunque rajadito, tuvo calidad el primero, aplaudido en el arrastre; fue áspero el segundo, soso el tercero, tuvo un puntito de genio el cuarto, muy bueno el quinto, ovacionado también en el arrastre, y rajadito el sexto.

Sebastián Castella, de rosa y oro: estocada traserita (dos orejas); dos pinchazos y estocada desprendida (ovación con saludos).

José María Manzanares, de azul y oro: estocada desprendida y atravesada, estocada y tres descabellos (silencio tras aviso); pinchazo recibiendo y estocada recibiendo (oreja con petición de la segunda).

Alberto López Simón, de lila y oro: estocada (ovación con saludos); pinchazo y estocada desprendida (ovación con saludos).

Castella abrió la tarde recibiendo a su primer toro con un farol a portagayola para después lancear con gusto a la verónica. Quite de infarto, citando de espaldas y rematando por cordobinas, y ya con la muleta, dos primeras series extraordinarias por el pitón derecho antes de que el animal hiciera por rajarse en la siguiente serie al natural. Muy bien el francés, pero poco toro para el doble trofeo. No obstante, la espada le privó de abrir la Puerta del Príncipe en el cuarto, uno de los toros de imponentes perchas al que también toreó con gusto de capa. Enorme quietud en los estatuarios de inicio de faena, en la que Castella, sobre todo por el pitón derecho, se impuso en los momentos claves a la encastada embestida de su oponente.

Manzanares no tuvo enemigo en el primero de su lote, un toro áspero de comportamiento que pronto sacó la cara de las telas y marcó por el pitón izquierdo. El quinto, el mejor toro de la tarde, fue otro cantar. Toro de Olga Jiménez a medida del alicantino por noble y toreable. Crujió la plaza en las series por el pitón derecho y se celebraron por todo lo alto los cambios de mano marca de la casa. El pinchazo en la suerte de recibir previo a la estocada también recibiendo no debió ser óbice para el doble trofeo, pero el palco no estuvo por la labor.

López Simón pechó con el lote que dio menos opciones. Muy soso y reponiendo pronto su primero, ante el que se mostró insistente. Al sexto lo recibió en el tercio con dos largas de rodillas, pero el animal enseguida mostró su querencia a chiqueros. también de rodillas fue el inicio de faena, pero no acabó de haber acople y el toro se mostró soso y rajadito.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?