Miércoles, 20 de Enero de 2021

Otras localidades

EXPLOSIÓN EN MADRID EXPLOSIÓN EN MADRID Fuerte explosión en un edificio junto a una residencia de ancianos y un colegio en el centro de Madrid

Indemniza con 25.000€ a un cliente detenido al sospechar que usó un billete falso

El hombre estuvo detenido casi cinco horas, aunque finalmente se demostró que la moneda era legal

Tienda de Brico Depot en el Centro Comercial Gorbeia

Tienda de Brico Depot en el Centro Comercial Gorbeia / CADENA SER

Un establecimiento comercial deberá indemnizar con 25.000 euros a un cliente que fue detenido durante varias horas por sospechar que utilizó un billete falso de 500 euros para abonar su compra. El demandante permaneció en dependencias policiales durante casi cinco horas, pese a que, finalmente, se demostró que la moneda utilizada era de curso legal, según una sentencia de la Audiencia Provincial de Álava.

Según la resolución judicial, recogida por Europa Press, los hechos ocurrieron el pasado 13 de mayo de 2015, cuando el demandante accedió al establecimiento Brico Depot, propiedad de Euro Depot España, ubicado en el centro comercial Gorbeia de Vitoria-Gasteiz, y pretendió pagar los productos que había comprado con un billete de 500 euros.

La cajera pasó varias veces la moneda por el detector de billetes falsos, que pitó en todas las ocasiones. Posteriormente, utilizó un rotulador, que rechazó también el billete, por lo que la empleada rechazó la compra pese a las protestas del cliente.

Con posterioridad a este suceso, el cliente decidió dirigirse al patio de material de construcción del mismo establecimiento, del que tomó un producto y trató de pagar con el mismo billete en otra caja.

La empleada, que no tenía cambio, llamó a la caja central, desde la que le advirtieron que lo mirara bien, porque poco antes habían intentado pasar un billete que les pareció falso. El billete volvió a pitar en el detector de esa caja, por lo que la encargada de la central retuvo los 500 euros y llamó a la Ertzaintza.

Cuando los agentes llegaron al establecimiento, éstos se pusieron en contacto con la comisaría, que ordenó la detención del cliente por un presunto delito de estafa. El hombre fue esposado y conducido a dependencias policiales pasadas las once y cuarto de la mañana.

Desde allí, otro ertzaina se dirigió a dos entidades bancarias con la moneda de 500 euros. En ambas se comprobó que el billete "era bueno", aunque daba "muchos problemas porque en algunos sitios dan bueno y en otros dan malo". Tras estas consultas, el detenido fue puesto en libertad pasadas las cuatro de la tarde.

Cinco días más tarde, la sección de Documentoscopia y Grafística de la Policía Científica de la Ertzaintza emitió un informe en en que concluyó que el billete era auténtico. El Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria-Gasteiz decidió entonces sobreseer el proceso, y ordenó que se devolviera el el billete a su dueño el 2 de junio del mismo año.

Sin embargo, el hombre presentó una demanda ante la Audiencia de Álava que, en una sentencia, estima que, denido a que fue esposado y privado de libertad, el demandante ha sufrido daño moral imputable al establecimiento comercial que propició esa situación.

En su opinión, el establecimiento no actuó "con la diligencia exigible", y le considera responsable del "incorrecto funcionamiento" de los medios de detección de los billetes falsos.

SUFRIMIENTO PSÍQUICO

Según la resolución judicial, esta situación causó al demandante un "impacto o sufrimiento psíquico o espiritual, impotencia, ansiedad y angustia", que ocasiona zozobra "como sensación anímica de inquietud, pesadumbre, temor o presagio de incertidumbre", y una situación de ansiedad "que genera responsabilidad".

La Audiencia alavesa considera que, a partir de que se le retuvo el billete, "se vulneró su derecho a la libertad durante el tiempo que estuvo detenido". Asimismo, el demandante también vio afectado "su derecho a la dignidad al ser cacheado y esposado en público, e, igualmente, su derecho a la seguridad jurídica al verse inmerso en una investigación policial y judicial, viéndose, además, privado temporalmente de un billete de cuantía importante".

Por ello, condena al establecimiento comercial a indemnizar el daño moral ocasionado al cliente con un total de 25.000 euros. La resolución puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?