Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 19 de Agosto de 2019

Otras localidades

Las secuelas del Ébola dos años después

Teresa Romero en el momento del alta hospitalaria /

La auxiliar de enfermería del Hospital Carlos III-La Paz, de Madrid y natural de Becerreá (Lugo), Teresa Romero, ha confesado este miércoles que sigue teniendo “secuelas sicológicas”, dos años después de superar el ébola.

“Secuelas sí, psicológicas. He estado muchos meses de recuperación física y psicológica”, ha confiado la auxiliar de enfermería que lleva trabajando en el mismo centro desde que le dieran el alta en el mes de marzo y tras 17 meses de baja.

Romero, con orígenes en el concello lucense de Becerreá, relata que “no” tuvo “dolor” cuando estuvo enferma y tras ser ingresada el siete de octubre de 2014. “Yo dolor no pero sí que genera una situación de miedo, de mucho miedo, de miedo a la muerte, de miedo al sufrimiento, de miedo al dolor, de no poder respirar bien”, describe esos días que permaneció aislada en el Carlos III.

Invoca una “situación angustiosa” la que vivió esas semanas, que también trata de recrear en un artículo, compartido con tres compañeros que la atendieron, en una revista científica. “Quiero transmitir que no quede en saco roto todo esto, se le ha dado mucha importancia. Lo que veo importante es que nunca había habido una bibliografía en cuidados a pacientes de ébola. Mis compañeros abrieron el camino por si hubiera otro caso, en España o en otro lugar, para manejar una situación nueva, una situación tensa, una situación de stress que genera mucha incertidumbre”, reflexiona.

Teresa Romero se afana en dejar claro que el artículo, “es un artículo que escribimos tres compañeros, tres enfermeros profesionales que me practican cuidados de enfermería y mi aportación es escribir mis pensamientos desde que ingreso en el Carlos III el siete de octubre a las doce de la mañana y hasta que me dan el alta del aislamiento”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?