Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Emigrados madrileños: "No tenemos pensado volver"

Algunos miembros de la denominada Marea Granate vuelven a casa por Navidad, pero continúan denunciando las condiciones precarias laborales y que no se marchan voluntariamente

340.000 madrileños se encuentran trabajando en el extranjero. /

Según el INE hay 340.000 madrileños expatriados, la Comunidad de Madrid es la segunda región que más emigrantes nacionales ha exportado. Una de ellas es Aida Sánchez-Bretaño, tiene 30 años. Bióloga de formación, tras el doctorado tuvo que irse hace un año a Atlanta (EEUU) para trabajar como investigadora.

"Tienes dos vertientes claras, quedarte en España dando clase o desarrollar una carrera profesional como investigadora; y todos los que hemos querido investigar. Todos los de mi entorno, sin excepción, estamos fuera", ha apuntado en el programa Hoy por hoy Madrid. En Estados Unidos ha conseguido que le hagan un contrato por dos años

Fuera también decidió irse Clara Garcia. Esta publicista se fue a Londres en busca de un contrato y unas condiciones que aquí no encontraba: "Estaba en prácticas en Madrid y sabía que no iba a ir a mucho más de lo que teníahasta ese momento".

La Marea Granate es un colectivo formado por emigrantes del Estado español, que comenzaron protestando por las causas que les obligaron a abandonar el país: desencadenadas por la crisis económica y la gestión política. "No nos vamos, nos echan", es el lema de este movimiento.

"Creo que todavía tienen la teoría de que vamos a volver. Mientras nos sigan ofreciendo salarios y condiciones laborales tan precarias, no vamos a volver. A no ser que sea extremadamente necesario, no vuelves", ha apuntado Aida.

Una de las políticas que han condenado es la aprobación del Real Decreto que les retiró la sanidad en 2012."Tener que buscar oportunidades fuera y al mismo momento perder tu derecho de sanidad me parece intolerable", ha explicado Ignacio Montero, portavoz de la Marea Granate. Concluyen todos ellos afirmando que con las condiciones laborables que hay es impensable su vuelta a España.

Este colectivo al que da nombre el color del pasaporte español, recuerda en cada proceso electoral las dificultades que conlleva "rogar el voto", un proceso que ha reducido la participación electoral de los expatriados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?