Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

La AVM3J califica de “poco profesional” la actitud de la jueza del accidente de metro

La presidenta de la Asociación de Víctimas, Rosa Garrote, recuerda que también la Fiscalía pedía que se tomase declaración a los testigos que comparecieron en la comisión de investigación en Les Corts y contradijeron la versión oficial sobre el accidente

Protesta de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio de Valencia en la plaza de la Virgen /

La presidente de la Asociación de Víctimas del Accidente de Metro, Rosa Garrote, califica de "poco profesional" la actitud de la juez Nieves Molina, encargada de investigar el caso. Garrote recuerda que no sólo ellos, sino también la Fiscalía de Valencia, habían pedido pedido que se tomase declaración a los testigos que comparecieron en la comisión de investigación en Les Corts y contradijeron la versión oficial sobre el accidente. Pero la jueza ha rechazado esa petición en un polémico auto en el que lo considera poco relevante y reiterativo.

Para la Asociación de Víctimas del Accidente de Metro de Valencia del 3 de julio, la jueza está repitiendo los mismos errores que se cometieron en 2006 y califican su actitud de "poco profesional". En declaraciones a la SER, la presidenta de la asociación, Rosa Garrote, recuerda que también la Fiscalía pidió reabrir el caso.

Y es que, tanto el Ministerio Fiscal como la asociación de víctimas consideraban que en 2006 no se tuvo en cuenta pruebas fundamentales y no se tomó declaración a algunos testigos que se podrían considerar claves.

En su auto, la jueza desgrana una a una las razones por las que no considera oportuno escuchar las versiones de estos seis testigos en sede judicial. Testigos que contradijeron la versión oficial durante la comisión de investigación de Les Corts. Según la jueza, los detalles que puedan aportar los nuevos testigos son más bien reiterativos y poco relevantes.

Además, tampoco ha admitido pruebas que se quedaron fuera de la primera instrucción y que se habían pedido desde la Fiscalía, por ejemplo, la jueza considera irrelevante que el libro de averías nunca haya sido encontrado. Según señala ella en el auto judicial, el libro salió despedido y se impregnó del agua ensangrentada que quedó sobre las vías por lo que descarta una desaparición intencionada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?