Miércoles, 29 de Junio de 2022

Otras localidades

Música

Mike Oldfield, cómo hemos cambiado

Genio precoz de la música instrumental, el compositor revisita ahora uno de sus clásicos

Oldfield vuelve la vista atrás para publicar una segunda parte de uno de sus más aclamados álbumes

Oldfield vuelve la vista atrás para publicar una segunda parte de uno de sus más aclamados álbumes / Cadena SER

Es sin duda uno de los multiinstrumentistas más precoces de la historia moderna y uno de los músicos que más se ha adelantado a su tiempo técnica y compositivamente. El británico Mike Oldfield, que ya calza 63 años, publica este mes ‘Return to Ommadawn’, una revisión de su clásico de 1975 que nos trasportaba a un mundo acústico a la vez que eléctrico y con tintes celtas a la vez que rockeros que hasta entonces desconocíamos.

Sin embargo Ommadawn, donde como siempre ha hecho tocaba él mismo decenas de instrumentos, era en realidad la tercera pata de una trilogía discográfica revolucionaria que comenzaba con ‘Tubular Bells’ en 1973, cuando con solo 19 años culminaba una composición que le había llevado varios años.

Sí, todos habrán reconocido la melodía de la banda sonora de la aterradora película ‘El Exorcista’. Fue la que le dio el impulso mundial que Oldfield necesitaba, aunque también pervirtió la idea musical que tenía, ni siquiera dio su consentimiento para su uso en el filme y contribuyó a hacer desaparecer el resto de la pista, que era progresiva y revolucionaria. Después de enclaustrarse en su casa, abrumado por la presión mediática, Mike publicó su segunda obra, Hergest Ridge.

Llegamos ahora a 1975 y al mencionado Ommadawn, que consagra a Oldfield como uno de los músicos de rock sinfónico progresivo más grandes de todos los tiempos, con solos de guitarra y estrofas de sintetizador que encandilan a cualquier melómano, aunque también con partes acústicas y evocadoras como las del exitosos single navideño Portsmouth.

Otro punto de inflexión en su carrera fue ‘Five miles out’, disco de 1982 que combinaba largos temas progresivos con canciones más comerciales y con la voz de Maggie Reilly como ‘Family man’.

La fórmula funcionó y se repitió en el que fue sin duda uno de sus mejores discos comerciales y ‘para todos los públicos’, ‘Crises’, de 1983, con partes de guitarra sublimes y temazos como‘Moonlight Shadow’, su single de mayor éxito, y ‘Shadow on the wall’.

La década transcurrió con la publicación de más álbumes conceptuales, pero los rumores de la segunda parte del aclamado ‘Tubular Bells’ antecedían a cualquier anuncio que Oldfield pudiera hacer. Y al final llegó, en 1992 y con otra compañía, pero la segunda parte de su opera prima se hizo realidad.

No piensen que todo el disco es calcado a su antecesor, porque no es verdad. Pero escuchen cómo sigue la misma línea compositiva. En 1998 los ‘discos tubulares’ tuvieron una tercera parte que tampoco defraudaba. Tuvo también una época ibicenca no muy acertada, y tras varios discos, algunos muy experimentales y más técnicos que comerciales, llega el nuevo milenio con el disco ‘Tr3s lunas’, presentado en España y con un carácter algo chill out y de ‘buen rollito’ con temas como ‘To be free’.

España siempre ha estado muy presente en la vida de Mike, que ha presentado otros proyectos discográficos por aquí. Aunque se nos acaba el tiempo y es obligado cerrar con el que hasta ahora era su último trabajo, ‘Man of the rocks’, donde volvía a la música pop-rock más tradicional con la voz del joven y potente Luke Spiller, de los Struts.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?