Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El viernes 13 del PSOE coruñés

Lunes, 9 de enero

La semana comenzó con un pleno municipal que fue unánime en su reclamación de que la Autoridad Portuaria paralice la subasta de La Solana y el Hotel Finisterre con el objetivo de explorar la venta directa del complejo deportivo al Concello da Coruña. Cada formación política puso sus matices a la demanda, pero el fondo era el mismo y hasta el Partido Popular se sumó. Al día siguiente, la Autoridad Portuaria insistió en defender su posición de seguir adelante con la puja.

El presidente del Puerto, Enrique Losada, no puede encastillarse en su posición sin más. Ha hablado el pleno de la ciudad y se ha posicionado de una forma clara y contundente. El PP ha buscado la alternativa de la mediación del presidente de Puertos del Estado y ese esfuerzo debe ser reconocido, pero la negociación entre Administraciones no debe ser el pulso entre un atracador recluido con rehenes en un banco y el policía más inteligente de la clase. Que se necesite un mediador evidencia hasta qué punto se ha enquistado un enfrentamiento que supera con creces la discrepancia sobre La Solana.

Martes, 10 de enero

La concesionaria del servicio de la ORA aseguró que sí se podrán anular las denuncias, a pesar de que PP y PSOE tumbaron en el pleno los cambios que permitían esta operación para los sancionados. Argumenta Setex Aparki que la nueva ordenanza no se aprobó, pero sí salió adelante la tarifa de anulación y nada en la actual norma impide esta alternativa. El Gobierno local, sin embargo, discrepa y entiende que el asunto debe volver al pleno.

Sea como sea, hay cierto consenso sobre la necesidad de permitir esta fórmula: la anulación de la denuncia con el pago de una pequeña sanción para los infractores. No se entiende que PP y PSOE lo hayan tumbado. La medida debe aplicarse cuanto antes, pero no resuelve ni los problemas de aparcamiento ni los de movilidad. Sigue pendiente un auténtico plan de movilidad que incorpore las aportaciones de estudios anteriores y concrete, una a una, las medidas necesarias para que A Coruña deje de ser una ratonera.

Miércoles, 11 de enero

Fue el día en el que se publicó el balance de Alvedro. El aeropuerto de A Coruña superó el año pasado la barrera del millón de viajeros, según los datos publicados por Aena, el gestor de los aeropuertos. Supone una subida próxima al cuatro por ciento, a pesar de los desvíos que sufrió en 2016. La noticia tuvo como revés los anuncios de Iberia sobre recortes en sus vuelos a Madrid.

El millón de viajeros es una especie de cifra mágica, tan redonda que simboliza si las cosas van bien o mal en el aeropuerto. 2016 fue positivo. Si en el pasado al Gobierno local se le responsabilizó de descensos en Alvedro, en esta ocasión habría que reconocerle al menos parte del mérito.

Jueves, 12 de enero

Por sorpresa y sin aviso previo, José Manuel Dapena presentó su dimisión como portavoz del grupo socialista en el Concello da Coruña. La renuncia tuvo una primera consecuencia: quedaba aplazada la reunión prevista para el día siguiente entre el Gobierno local y los socialistas para avanzar en la negociación de los presupuestos municipales.

Dapena dimitió porque no ejercía como portavoz a pesar de ser el portavoz, porque no manejaba los hilos, porque no marcaba la línea política y, sobre todo, porque eso quedó en evidencia. Cabe preguntarse si no lo sabía cuando su predecesora, Mar Barcón, decidió que fuese Dapena el portavoz.

Viernes, 13 de enero

Fue el viernes 13 del PSOE coruñés. La dimisión de José Manuel Dapena como portavoz del grupo socialista en el Concello da Coruña precipitó los acontecimientos. La secretaria general de la Agrupación Socialista Coruñesa, Mar Barcón, presentó su dimisión como máxima responsable del partido en la ciudad de A Coruña. Barcón señaló que pretendía facilitar la renovación en el partido, del que se hará cargo una gestora,

Los números pueden evidenciar la magnitud de la crisis: es la segunda dimisión de Barcón (ya había dimitido como portavoz municipal) y habrá un tercer portavoz del PSOE en un mandato que aún no ha llegado a su ecuador. Barcón asumió el 13 de enero de 2017 la responsabilidad que dijo asumir en la noche del 24 de mayo de 2015 cuando hizo suya la derrota socialista en las elecciones municipales que dejó al PSOE como tercera fuerza política. Antes ya habían caído los otros derrotados: primero Xosé Manuel Carril y después Carlos Negreira. Sólo quedaba una. Lo que sucedió desde ese 24 de mayo hasta ayer ha sido un auténtico despropósito para el PSOE coruñés: sin proyecto, sin rumbo, sin liderazgo y con una gran fractura interna que no estalla más en público por la responsabilidad de los críticos. A ojos de la ciudadanía, los socialistas están enzarzados en debates internos sobre gestoras, portavocías y liderazgos cuando la ciudad carece de presupuestos y se juega lo más importante de los últimos y los próximos años: la fachada marítima. Si el PSOE no está del lado de la gente, la gente no estará de su lado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?