Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

La gran familia española

El Rey saluda al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page (d), al inicio de la VI Conferencia de Presidentes que reúne en el Senado al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, con los máximos responsables autonómicos, en una cita que no se convocaba desde 2012 y que se espera concluya con la firma de diez acuerdos entre el Estado y las comunidades / ()

Para todo hay una primera vez, incluso para acudir a una Conferencia de presidentes autonómicos. Eso le ha pasado hoy al de Castilla-La Mancha que llegaba puntual y sonriente a una cita que, para que nos entendamos, viene a ser una especie de reunión familiar en la que cada uno cuenta cómo le va la vida después de una temporada 'wasapeando' pero sin verse en persona. Y por supuesto como en todas las reuniones familiares siempre falta alguien, ya saben, ese primo que un día se fue a vivir al extranjero con su novia. O sea Cataluña y País Vasco. Y el patriarca Don Mariano, al que avisaron hace tiempo de su ausencia, hoy no ha querido darle importancia aunque por dentro le lleven los demonios porque en el fondo echa de menos a esa pareja que fue siempre tan suya. Tan independiente. 

Así que arranca la reunión, con el Rey de las Españas en la foto de familia pero ausente en los discursos. Y durante horas y por orden de llegada a este mundo, todos cuentan sus intimidades. Normalmente, relacionadas con el bolsillo. Unos que si no les alcanza el dinero, otros que no les llega el agua, otros que pagan demasiados impuestos, y mientras hay quien piensa por dentro: "pues si quieres te lo cambio, que yo no tengo ni AVE ni aeropuerto". Y el patriarca, a todo esto, escuchando y respondiendo lo que puede mientras espera al segundo plato, "que encima pago yo la comida de todos estos". La sobremesa no pinta mejor. Habrá café, copa y puro, que convida Don Mariano. Y partida de cartas, mus corrido y sin señas. Y bingo y parchís para los que dicen "a mí nunca me toca nada".

Es la gran familia española, cada uno de su padre y de su madre pero compartiendo apellido. Ponen a prueba su capacidad de entendimiento, sus ganas de llegar a acuerdos, su solidaridad y su ambición. Y los resultados los veremos en la próxima reunión, a ver si con un poco de suerte a Castilla-La Mancha le dicen "cuánto has crecido, qué mayor te has hecho". Y a ver si vienen los primos que hoy no vinieron. Y a ver si el patriarca Don Mariano sigue pagando la cuenta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?