Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 18 de Febrero de 2020

Otras localidades

‘El frío no es igual para todos’

No será porque no nos lo habían avisado, pero pese a todo aquí estamos, sorprendidos por esa ola de frío siberiano que nos ha visitado en estas latitudes tan meridionales.

Firma Carmen González, 'El frío no es igual para todos'

No será porque no nos lo habían avisado, pero pese a todo aquí estamos, sorprendidos por esa ola de frío siberiano que nos ha visitado en estas latitudes tan meridionales.

Temperaturas de 20 bajo cero en el Pirineo, más de 10 bajo cero en muchas ciudades del norte y de no tan al norte, un metro de nieve en algunos parajes que más bien se asemejan a postales de recuerdos de un viaje exótico que al país que ha batido este año pasado el récord de visitantes de sol y playa, fundamentalmente, hasta llegar a los 74 millones de turistas.

En fin, que estamos pensando ya en cuando acabará este frío.

Pero mientras tanto, y si dura unos días más, tenemos que echar un pensamiento y un esfuerzo para que estas nieves y estas temperaturas, aunque no caigan copos del cielo, no se conviertan en otra maldición bíblica para los que siempre salen perdiendo, para quienes menos tienen y en estos momentos más posibilidades reúnen para resultar seriamente damnificados. Me refiero a aquellos que la sociedad ha dejado de lado, sin más, como si fueran trastos viejos o rotos y los ha tirado a la calle. Literalmente.

No podríamos llamarnos sociedad civilizada si no hiciéramos todos los esfuerzos, y más, para no permitir que ni una sola de esas personas que hemos definido como ‘sin techo’, eufemismo magnífico para no emplear la expresión ‘pobres de solemnidad’, tuviera que pasar estos días sin una comida caliente y una cama templada donde descansar y no morir de frío. Algunos de ellos, no lo olvidemos, hace solamente unos pocos años tenían casa, trabajo y familia.

Quiero creer que quienes nos gobiernan, cualquiera que sea la administración, esto ya lo están haciendo y no solamente de boquilla y para salir en la tele. Quiero creer que con mis impuestos, con una pequeña parte de ellos, no hace falta mucho presupuesto, esto ya está en marcha y no veré a nadie durmiendo en un cajero automático o bajo el soportal de una plaza. No creo que sea pedir mucho.

Es parodójico que mientras una gran parte del país se congela y, por tanto, el consumo de energía se dispara ante la ola de frío, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital Álvaro Nadal, afirmara ayer que el recibo de la luz se iba a encarecer unos cien euros al año. De hecho, y en plena ola de frío, ayer miércoles el precio de la luz alcanzó el valor más alto desde diciembre de 2013. Claro. Y ¿quién es el sufridor?, pues el cuidadano de a pie y más aún quien apenas tiene dinero para pagar mes a mes el recibo de la luz y no digamos para aislarse, en su propia casa, del frío.

Estos días vemos también numerosas imágenes de refugiados, algunos incluso han muerto frente al manto blanco de nieve después de haber sobrevivido, no sin esfuerzo, a una larga y dura cruzada en el mar. Vemos a esas personas haciendo largas colas a la intemperie para poder acceder a un plato de comida caliente e incluso transitar con chanclas de plástico sobre la fría nieve en Grecia, Serbia o Bulgaria.

Vemos a jóvenes, ancianos y niños ateridos de frío junto a tiendas de campaña o en naves abandonadas y no se cómo no se le cae la cara de vergüenza a quienes ostentan el poder por la insensibilidad de instituciones y gobiernos. Hace frío, sí, pero para muchas personas hace mucho más frío.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?