Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

El Ayuntamiento de Valencia es laico

El pleno municipal aprueba una moción desvinculándose de la simbología y los actos religiosos mientras la oposición denuncia contradicciones

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, en un momento del pleno municipal /

El pleno del Ayuntamiento ha estado marcado por una moción de València en Comú sobre laicismo institucional y la libertad religiosa que ha prosperado solo con los votos del Gobierno local. Una propuesta que recoge numerosas medidas concretas relacionadas con las manifestaciones y los símbolos religiosos, que además ha generado cierta controversia.

La moción propone que no haya simbología religiosa en los espacios municipales, solo las que signifique un bien patrimonial e histórico contrastado. Además, el Ayuntamiento no podrá organizar de forma oficial ritos ni celebraciones religiosas, a excepción de aquellos que supongan un legado cultural o festivo y un bien patrimonial o histórico contrastado.

El consistorio debe facilitar ceremonias civiles de matrimonios y funerales. En los colegios electorales del municipio no debe haber simbología religiosa. Y junto a esto, se le quiere pedir al Gobierno que permita gravar el IBI de los edificios de las confesiones religiosas que no sirvan para el culto y que impulse un nuevo marco de relaciones del Estado Español con la santa Sede.

El portavoz de València en Comú, Jordi Peris, que ha defendido la moción, se ha mostrado sorprendido por la polémica que ha provocado la propuesta y ha lamentado que se haya querido dividir.

En cualquier caso, Peris cree en democracias maduras que aborden debates sobre laicismo y ha aclarado que la propuesta no afecta ni a la ofrenda, la Semana Santa Marinera, ni el Corpus.

El PSPV ha apoyado la propuesta tras introducirse algunos cambios. La socialista Sandra Gómez cree que mociones como estas son legítimas pero para ella no es algo prioritario.

Mientras, la oposición ha asegurado que atenta contra la libertad y genera contradicciones. Eusebio Monzó, del PP, apuntaba una: el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, será pregonero de la Semana Santa Marinera.

En la misma línea, Fernando Giner, de Ciduadanos desconfía del criterio del Gobierno local para decidir qué cosas tienen arraigo y ha mencionado otra paradoja: las bodas civiles.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?