Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 26 de Enero de 2020

Otras localidades

'Jazmine', el olvido de un yate de película

Richard Burton se lo regaló a Elisabeth Taylor y lleva años abandonado en el Puerto de Águilas. Fomento toma medidas para llevarlo a tierra

La historia del yate 'Jazmine' mezcla glamour y bajos fondos. Su cubierta fue testigo de la pasión de Marco Antonio y Cleopatra. O lo que es lo mismo, Richard Burton y Elizabeth Taylor. El actor se lo había comprado al armador griego Aristóteles Onnasis como regalo para la actriz con la que había comenzado su relación durante el rodaje de 'Cleopatra'.

Sin embargo, tras ser vendido por Taylor y pasar por diferentes propietarios, acabó implicado en el tráfico de drogas y, así, hasta dejarlo olvidado en el puerto de Águilas, donde lleva anclado desde hace años.

Durante este tiempo, los pescadores han advertido de su situación, del riesgo de que acabara por hundirse y de que eso podría suponer a la hora de llevarlo a tierra, dada la dificultad del acceso a la zona de atraque del 'Jazmine'.

Ahora, la Consejería de Fomento e Infraestructuras ha anunciado que emprenderá las actuaciones necesarias para llevar a tierra la embarcación por medio de una resolución de urgencia para solicitar al propietario del yate, de 34 metros de eslora, que retire el barco del mar “porque se encuentra muy deteriorado y tiene peligro de hundimiento”, en palabras del director general de Transportes, Costas y Puertos, Salvador García-Ayllón.

En la actualidad, Salvamento Marítimo, a instancias de la Consejería de Fomento e Infraestructuras, está realizando trabajos de inspección y descontaminación del yate, con el fin de identificar los elementos peligrosos e inflamables que pueda tener y evitar posibles fugas. Para realizar estos trabajos se ha colocado una barrera antiturbidez para proteger el perímetro del barco.

Además, se está trabajando en reequilibrar el yate, ya que está escorado hacia la derecha, y en sellar las zonas donde pudieran detectarse posibles fugas.

Si el propietario del barco no realizara las operaciones necesarias para sacarlo del agua, sería la Consejería la que lo realizaría subsidiariamente, con cargo al titular. García-Ayllón explicó que “esta operación no se ha podido realizar hasta que no se ha detectado una situación de peligro manifiesto de hundimiento, debido a la ausencia de herramientas jurídicas en la actual ley de Puertos, cuya modificación se está tramitando en la Asamblea Regional”.

El director general destacó que “durante el tiempo que lleva el barco abandonado la Consejería ha impuesto numerosas multas coercitivas al propietario por ocupación ilegal de un amarre en el puerto”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?