Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 01 de Junio de 2020

Otras localidades

Cambio climático

La industria aragonesa es la séptima que más daña la capa de ozono

Los centros industriales y de producción de energía situados en Aragón emitieron 7,3 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en 2015. La Comunidad se convierte así en la séptima de España que más contamina a través de fuentes fijas. El 64% de los gases provinieron de la Central Térmica de Andorra

La Central Térmica de Andorra es el principal emisor de gases de la comunidad

La Central Térmica de Andorra es el principal emisor de gases de la comunidad / Cadena SER

Aragón es la séptima Comunidad que más gases de efecto invernadero lanza a la atmósfera a través de puntos fijos, es decir, a través de fábricas, centrales energéticas, fundiciones e incineradoras. Lo pone de manifiesto el último informe de emisiones realizado por el Observatorio de la Sostenibilidad y que recurre a cifras de 2015.

Ese año, el sector energético e industrial aragonés dañó la capa de ozono con 7,3 millones de toneladas por metro cúbico de gases de efecto invernadero, entre ellos, vapor de agua, dióxido de carbono, metano y óxido de nitrógeno. Según el informe, la Central Térmica de Andorra, la cementera de Morata de Jalón y los cuatro centros que la papelera Saica tiene en Aragón concentran el 81,19% de esas emisiones, es decir, 5,9 millones de toneladas de gases de efecto invernadero lanzadas a lo largo de 2015.

"Por su población, Aragón no tendría que destacar"

Sin duda, gran parte de la responsabilidad por ese daño a la capa de ozono recae en la empresa Endesa, más concretamente en la Central Térmica de Andorra, que, en 2015, emitió 4,66 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, el 64% de todas las emisiones procedentes de puntos fijos de la Comunidad.

Según Paco Iturbe, bioquímico y miembro de Ecologistas en Acción-Aragón, “el hecho de que la Comunidad tenga, en Andorra, una central que quema directamente carbón, desestabiliza todas las estadísticas”. “Por población, parque móvil y nivel de desarrollo industrial, Aragón no debería destacar en emisiones, pero, al tener esa instalación que quema un material tan contaminante y de tan poco rendimiento, aparece como una de las regiones que más contamina a través de fuentes fija.

Supera a País Vasco (6,5 millones de toneladas), Madrid (1,1) y Castilla La Mancha (4,2). El ranking lo encabezan Andalucía ( 25,9), Asturias (22,3) y Galicia (15,4).

Ecologistas en Acción: "A Endesa quemar carbón le sale rentable"

A pesar de ser un material caro y que se consume rápidamente, Ecologistas en Acción sospecha que a Endesa le sale rentable seguir quemando carbón en Andorra. “Esta materia prima es cara, por lo que la energía que produce es cara. En las famosas subastas de la energía, la energía se suele comprar al precio más elevado, por lo que, si tú vas con los precios de las centrales térmicas que queman carbón, ganas más dinero por el simple hecho de que la producción es más cara”, explica Paco Iturbe.

Al tener una población reducida (2,8% del total nacional), las emisiones aragonesas procedentes de puntos móviles (automóviles, principalmente) no destacan especialmente en el panorama nacional. De hecho, si se suman los gases procedentes de la industria y los automóviles (16 millones de toneladas en 2014), Aragón baja a la duodécima posición. “Se debe todo al sector industrial y energético que, en la Comunidad, tiene un peso del 44% sobre el total de las emisiones. Si no lo tuviéramos, Aragón no destacaría”, explica Paco Iturbe.

Dioxinas en la cementera de Morata 

Los otros puntos negros en el panorama medioambiental aragonés se sitúan en la cementera que Cemex tiene en Morata de Jalón y en los cuatro centros que la papelera Saica tiene a lo largo de la Comunidad.

La cementera de Morata de Jalón concentró, en 2015, el 5% de las emisiones procedentes de puntos fijos; un total de 366.762 toneladas de gases de efecto invernadero. “Tienen un sistema de producción energética parecida”, indican desde Ecologistas en Acción, “cuentan con grandes hornos, grandes chimeneas... Además, si el material que emplean se consume mal, desprende dioxinas, que pueden llegar a ser cancerígenas, y tengo constancia que en la de Morata de Jalón han tenido problemas con esto”.

Los cuatro centros de la papelera Saica emitieron un millón de gases de efecto invernadero, el 14,68% del total. Paco Iturbe explica que “este problema concreto no se debe a que la industria sea contaminante en sí, sino al gran volumen de materiales que mueven”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?