Domingo, 02 de Abril de 2023

Otras localidades

LLegan los “VEP”, vehículos eléctricos personales

En ciudades como Bilbao o San Sebastián empiezan a verse segways, hoverboards, patinetes eléctricos y otros vehículos eléctricos como medio de transporte personal, ecológico y barato.

Movilidad Urbana: LLegan los “VEP”, vehículos eléctricos personales

gettyimages

Llegan los vehículos eléctricos personales. En ciudades como Bilbao o Donosti ya se pueden realizar desde hace años rutas turísticas en Segway, pero ahora empieza a ser relativamente frecuente ver a ciudadanos que utilizan howerboards, monociclos o patinetes eléctricos para desplazarse por la ciudad.

Los hoverboards o monopatines eléctricos han sido uno de los regalos estrella para adolescentes en las pasadas navidades y en cualquier parque se puede ver a los niños jugando con ellos. Es uno de los dispositivos de movilidad eléctrica más pequeños que han salido al mercado, pero hay muchos otros, desde las bicicletas eléctricas, que "han venido para quedarse" según el director de Orbea, Jon Fernández, hasta los Segways, los patinetes con giroscopio que abrieron el camino a principios de siglo y que su inventor, el estadounidense Dean Kamen presentó  como una revolución para la movilidad humana.

A diferencia del coche, que aunque sea eléctrico sigue siendo muy voluminoso pesado e ineficiente para transportar a una sola persona, los VEP constituyen un medio de transporte unipersonal barato y ecológico, ideal para desplazamientos urbanos y para recorrer trayectos cortos entre núcleos urbanos. Además muchos son portátiles, lo que permite plegarlos y guardarlos en casa o en el trabajo, donde se pueden recargar en un simple enchufe.

Javier Cubero, responsable de SegwayBizkaia reconoce que hasta ahora el alto precio del Segway, unos 8000 euros, ha impedido que se pueda popularizar y su uso se ha limitado al ámbito profesional. Se utilizan para vigilancia en grandes superficies comerciales, para desplazarse en almacenes o aeropuertos o para facilitar el desplazamiento de personas con problemas de movilidad; “para eso es fantástico”, según Cubero, que organiza también tours turísticos por Bilbao en verano. Llegó a abrir una tienda para alquiler y venta pero la cerró hace tres años porque casi todas las ventas de Segway se hacen por internet.

Múltiples diseños

El segway es el más potente, pero en los últimos tiempos han salido al mercado muchos más modelos y marcas de vehículos eléctricos de 2 ruedas, o incluso de una rueda, mucho más baratos y pequeños. La mayoría son de fabricantes asiáticos. Ya se pueden encontrar algunos vehículos eléctricos para uso personal con precios de entre 300 y 700 euros de marcas como Airwheel o Razor que pueden transportar a una persona de hasta 100 kilos de peso, a una velocidad máxima de 20 kilómetros hora y con una autonomía de 25 kilómetros. Su peso, entre 10 y 12 kilos hace que se puedan plegar y recoger como una maleta al llegar a destino y enchufarlos en casa o en el trabajo para recargar la batería. El japones Walkcar es rectangular y tan pequeño que cabe en una mochila. Algunos fabricantes de coches eléctricos ya regalan un hoverboard con la compra del vehículo y lo llevan incorporado con un espacio propio en el maletero.

Facilidad de Uso

Circular con estos vehículos no es más peligroso que ir en bicicleta y su seguridad depende igualmente de lo responsable que sea quien lo utiliza y del cumplimiento de las normas de tráfico. En el caso del Segway su funcionamiento por balanceo es muy sencillo y aprender a utilizarlo no lleva más de 5 o 10 minutos. El peso de las baterías y los giroscopios que lleva en su base le dan una gran estabilidad y basta con inclinarse levemente hacia adelante para que eche a andar. Los hoverboards funcionan de la misma manera pero carecen de un mango en el que apoyarse, por lo que cuesta un poco más hacerse con ellos.

A falta de una normativa específica de circulación que regule su uso se puede ver a este tipo de vehículos circulando por aceras y bidegorris de forma similar a las bicicletas. En el caso de Bilbao la ordenanza de espacio público establece que no pueden circular a más de 4 kilómetros por hora cuando vayan por la acera, aunque por el carril bici pueden ir más rápido.

Por poner un ejemplo, a 20 kilometros hora, velocidad máxima para la mayoría de estos vehículos, se tardaría unos 9 minutos en ir desde el ayuntamiento de Bilbao hasta el estadio de San Mames por el bidegorri. Celes, vendedor de este tipo de vehiculos en unos grandes almacenes de Bilbao, afirma que cada vez hay más clientes que preguntan por ellos y nos cuenta que un conocido suyo lo utiliza para ir desde su casa en el barrio bilbaíno de Uribarri hasta su trabajo en el municipio vecino de Etxebarri, utilizando en su mayor parte el carril bici. "De momento no le piden nada y está muy satisfecho ”, según nos dice. El ayuntamiento de Bilbao por su parte ya ha anunciado su intención de incluir algunas bicis eléctricas en el sistema municipal de préstamo de bicicletas.

Temas relacionados

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?