Lunes, 06 de Diciembre de 2021

Otras localidades

"Mi hija decidió llevar una peluca para evitar miradas incómodas y preguntas"

Al igual que pasa con los adultos, los niños a veces pierden el pelo como consecuencia de algunas patologías o enfermedades. Es una situación que puede llegar a resultarles estresante. En algunos casos el uso de pelucas se ha revelado como una medida terapéutica con resultados beneficiosos para los mas pequeños

La peluca, en algunos casos, puede ser utilizada con fines terapeúticos

La peluca, en algunos casos, puede ser utilizada con fines terapeúticos / GETTY IMAGES

"Ella siempre iba con su gorrito, entonces yo le dije: ¿tú estarías más cómoda o te sentirías mejor si tuvieras una peluca? Y ella dijo, pues sí mama, porque así no me preguntará la gente. Entonces yo empecé a buscar por internet".

María del Mar habla así de su hija Noa. Hoy tiene 9 años. Cuando tenía 5, en solo unos meses perdió todo el pelo del cuerpo. Su organismo rechaza el folículo y lo expulsa. Ya sea por este motivo o por otras enfermedades son muchos los niños que ven en las pelucas una opción.

"Nos empezamos a  preguntar qué sería mi mejor si pelo artificial o natural. Cuando empezamos a buscar nos dimos cuenta que los precios eran prohibitivos y, además, apenas había pelucas destinadas a niñas", señala María del Mar.

Esos mismos pensamientos fueron los que llevaron a Berta a crear Pekelucas una asociación que fabrica pelucas y las dona a niñas de entre 5 y 14 años. Una tarea, dice, más que satisfactoria.

 "Yo creo que en 9 de cada 10 casos es ponerle la peluca y se les ilumina la cara. Se miran en el espejo, se ven con pelo y yo creo que estamos consiguiendo que sean felices y eso también, creo que es una forma de contribuir a que su recuperación sea mejor, a que ellas anímicamente se encuentren bien y están mejor", señala la presidenta de Pekelucas.

El taller donde se elaboran las pelucas de Pekelucas / JAVIER JIMÉNEZ BAS

Ella las confecciona gratuitamente con el pelo que, previamentem han donado personas como Sylvia. La motivación de ambas parece la misma. "Creo que es una satisfacción poder poner uan sonrisa a un niño, una esperanza. La idea es que no se vean tan diferentes a sus compañeros de clase. Yo también tengo una hija y la imagino enferma y eso....", nos cuenta  sin terminar de acabar la frase.

El resultado, para María del Mar no ha podido ser mejor. Los efectos de la peluca en Noa, asegura, son más que notables. "No tiene nada que ver, la actitud de la niña ante la vida, ante sus amigos, ante su cole, en sus clases particulares. Cambia por completo".

Pese a ello no todas las niñas se adaptan a ellas. Así lo asegura Berta que dona unas 35 pelucas cada año. "Hay niñas que no se adaptan, porque es la sensación como de llevar una gorra de beisbol todo el día. Nosotros también abogamos por que si a la niña le molesta la peluca o le molestan los gorritos, pues que ella se tiene que aceptar tal cuál es y que tiene que estar agusto".

Al fin y al cabo, de eso es de lo que se trata: que la peluca no se convierta en un obstáculo sino en un instrumento más que pueda beneficiarles terapeúticamente.

¿cÓMO TRATAR EL TEMA CON UN NIÑO?

"A la hora de informar a un niño de que tiene una enfermedad, de sus consecuencias o de las posibilidades que se abren a partir de ese momento hay que hacerlo con total naturalidad, adaptándonos a la edad del niño. Hay que responder a todas las dudas que pueda tener. Muchas veces la propia incertidumbre genera más ansiedad en los más pequeños".

Así se expresa Marta De la Fuente Lago, psicooncóloga y especialista en ansiedad y estrés en el 'Centro de Psicología Área Humana" y en el "Hospital MD Anderson Cancer Center. "Es fundamental, añade, que los padres sepan, a su vez, gestionar sus propias emociones. Al niño hay que tratarlo de tú a tú. Seguramente, señala Marta De la Fuente, el niño ya intuye cosas. Se ha ido haciendo pruebas, ha ido al médico. El niño tiene más información de la que nosotros nos pensamos".

"Hay que darle al niño la opción de la peluca. Saber si al niño le afecta o no el no tener pelo. Si le genera mucho malestar hay que explicarle que existe la posiblidad y darle la posibilidad de elegir. No elegir por él".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?