Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Primer juicio al proceso independentista

Artur Mas se sienta hoy lunes en el banquillo de les acusados para defenderse de la acusación de desobediencia por haber impulsado y organizado el 9N

Artur Mas se sienta en el banquillo de los acusados por la consulta del 9-N / ()

 

Este lunes el ex presidente catalán Artur Mas y las ex conselleras Joana Ortega e Irene Rigau se sientan en el banquillo de los acusados del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Es el primer juicio al proceso independentista. Los juzgan por presunta desobediencia al Tribunal Constitucional, que habrían cometido al impulsar la consulta alternativa soberanista del 9 de noviembre del 2014. La transcendencia del caso va mucho más allá del ámbito de los tribunales y las leyes, por quienes son los acusados y porque tanto el Govern como las entidades independentistas lo han calificado de "juicio político".

Concretamente, Mas, Ortega y Rigau están acusados de los delitos de desobediencia grave y prevaricación por haber impulsado y organizado el proceso participativo. Por ese motivo, la fiscalía solicita para Mas 10 años de inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos electivos y funciones de gobierno. Para Ortega y Rigau pide 9 años. Según el fiscal, ambas fueron "colaboradoras necesarias" del ex president.

Meses antes de pedir esta pena, la fiscalía desistió de acusar a los tres investigados de un delito de malversación de fondos públicos, algo que pedía la acusación y que comporta penas de cárcel. Eso quiere decir que en ningún caso Mas, Ortega y Rigau ingresarán en prisión. Cabe recordar que la sentencia es recurrible y, por tanto, una supuesta inhabilitación no sería firme hasta que la confirme el Tribunal Supremo, por lo que Mas, de momento, podría seguir en política.

Las defensas han dedicado el fin de semana a acabar de definir la estrategia a seguir y a estudiar todos los elementos para decidir si contestan a todas las partes o no. Los abogados de Mas y de Ortega lo son también de dos de los detenidos por la Guardia Civil el pasado jueves por la trama del 3% de Convergència. Eso les obligó a ir el viernes a la declaración de sus clientes en Tarragona ante los agentes policiales, algo que, según explican a la Cadena SER, les ha restado tiempo para poder trabajar en el juicio del 9N que empieza hoy.

Está previsto que los tres acusados declaren hoy mismo a partir de las 9 de la mañana. Entre mañana martes y el viernes será el turno de los testigos. El tribunal ha reservado la sala durante 5 días, en un horario de 9 a 2 de la tarde. Aun así, fuentes del TSJC han explicado a esta emisora que todos los trabajadores están avisados de que las jornadas se pueden alargar hasta bien entrada la tarde, porque las declaraciones podrían ser largas.

Pero la jornada de hoy empieza mucho antes de las 9 y de ello se han encargado las entidades independentistas y los mismos partidos soberanistas. A las 8, el presidente catalán, Carles Puigdemont, pronuncia una declaración institucional en el Palau de la Generalitat. Un cuarto de hora después, está convocada una concentración frente al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en la que se han apuntado 40.000 personas a través de una página web especialmente creada para ello por parte de las entidades independentistas, con la Assemblea Nacional Catalana (ANC) al frente. Ante esa movilización ciudadana, la consellera de Governació, Administraciones Públicas y Vivienda, Meritxell Borràs, aseguró hace una semana que ve "normal" que por "dignidad democrática" los funcionarios pidan fiesta para acompañar al expresidente Artur Mas en este juicio. La oposición la criticó duramente.

A partir de las ocho y cuarto, el Govern en pleno (excepto el conseller de Justicia, que prefiere no manifestarse ante los tribunales, por la extraña imagen que supondría eso) acompañarán a los tres acusados a pie desde la Generalitat hasta el Tribunal, que están a un kilómetro de distancia. Allí recibirán una ovación ciudadana, subirán las escaleras que llevan a las puertas del TSJC y se dirigirán a la sala de vistas, para que los juzguen a las 9.

Mientras dure el juicio, la concentración seguirá y junto a los ciudadanos estarán los principales representantes del soberanismo catalán, que irán atendiendo a los medios de comunicación a lo largo de la mañana. Algunos de estos representantes pronunciarán discursos en el escenario que las entidades independentistas montarán frente al tribunal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?