Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Milagrosa Martínez, condenada y Angélica Such, absuelta en el caso Fitur

El juicio de la única pieza de la rama valenciana de Gurtel juzgada en Valencia se zanja con 11 condenados y la absolución de la exconsellera Angélica Such y el técnico de Turismo Juan Bover

Procesados en el Juicio de Fitur (Gurtel) /

Según la sentencia, el grupo empresarial de Francisco Correa se creó ex profeso para influir en la administración, manipular concursos públicos y lucrarse aplicando unos márgenes desproporcionados, duplicando partidas y facturando, incluso, gastos inexistentes.

Por su parte, la conselleria queda acreditado que alteró los criterios de adjudicación de los contratos y benefició irregularmente a las empresas del grupo Correa a las que se facilitó información privilegiada. Contra la sentencia cabe recurso ante el Tribunal Supremo.

Los cabecillas del entramado de empresas de Francisco Correa han sido condenados a penas que oscilan entre los 12 años y tres meses de Álvaro Pérez "El Bigotes" y los 13 años y tres meses de Pablo Crespo.

Las condenas

Francisco Correa ha sido condenado a un total de 13 años: 3 por asociación ilícita, uno por tráfico de influencias, 6 por un delito continuado de malversación y tres por cohecho activo. Por los mismos delitos ha sido condenado Pablo Crespo y por uno más, falsedad documental, lo que eleva su pena a 13 años y tres meses y es la más elevada de las once. El Bigotes ha sido condenado por los mismos delitos que Crespo. Los tres, además, llevan aparejadas penas de inhabilitación y multas de casi cuatro millones de euros.

La exconsellera Milagrosa Martínez ha sido condenada a tres años de prisión por un delito de cohecho pasivo y otros seis por otro delito de malversación de caudales públicos. Además, la también expresidenta de les Corts, queda inhabilitada para ejercer cualquier cargo público por un plazo de diez años y a una multa de 5.000 euros. Quien fuera jefe de gabinete de Martínez, y también de la exconsellera absuelta Angélica Such, Rafael Betoret, ha sido condenado a seis años de prisión por malversación de caudales públicos y falsedad documental.

El resto de condenados son: el exjefe del área de mercados de la Conselleria de Turismo Isaac Vidal, por prevaricar, malversar y por falsedad documental ha sido condenado a 7 años de prisión. Jorge Guarro, exjefe de promoción de la Agencia Valenciana de Turismo, a cuatro años por prevaricación y malversación. Ana Grau, coordinadora de ferias de la Agencia Valenciana de Turismo a tres años de cárcel por prevaricación administrativa y falsedad.

Asimismo, han sido condenados la trabajadora de las empresas de Correa Isabel Jordán, condenada también a seis años de prisión por asociación ilícita, prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos y falsedad documental. El que fuera consejero delegado de Orange Market, filial valenciana de la red de Correa, Cándido Herrero, ha sido condenado a cuatro años y meses de cárcel por asociación ilícita, prevaricación, malversación y falsedad documental. Otra empleada de las empresas de Correa, Mónica Magariños, ha sido condenada a tres años de prisión por asociación ilícita, malversación y prevaricación administrativa.

Diez de los condenados deberán hacer frente, además, a una indemnización solidaria a la Generalitat de 272.000 euros. Entre ellos, los cabecillas de la trama Gurtel y la exconsellera Martínez. El tribunal también ha ordenado el comiso de bienes de la sociedad Orange Market por importe de casi dos millones de euros y el comiso del reloj valorado en 2.400 euros que regaló la trama a la exconsellera condenada.

Rama valenciana del caso Gürtel

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha notificado esta sentencia a los trece acusados en esta pieza de la rama valenciana de Gurtel que investigaba los contratos de la Generalitat con empresas del grupo de Francisco Correa para el montaje del stand de la Comunitat Valenciana en varias ediciones de FITUR.

Recordamos que los procesados fueron juzgados entre marzo de 2015 y marzo de 2016. Los delitos por los que se sentaron en el banquillo eran prevaricación administrativa, cohecho, malversación de caudales públicos, fraude a la administración, falsedad en documento oficial, tráfico de influencias, uso de información privilegiada e infidelidad en la custodia de documentos.

Durante la larga vista, Pablo Crespo insistió en la teoría del complot urdido por el socialista Pérez Rubalcaba y Milagrosa Martínez se presentó a sí misma como un peón que solo cumplía las órdenes que recibía desde presidencia de la Generalitat, presidencia que ostentaba Francisco Camps.

El juicio por esta pieza separada del "caso Gurtel", una de las seis de la rama valenciana (las otras cinco las juzgará la Audiencia Nacional dónde acabaron al quedarse todas las piezas sin aforados), comenzó en marzo de 2015 y se prolongó durante un año. Vino marcado por los continuos problemas técnicos, derivados de la falta de medios, del alto tribunal valenciano. Quedó visto para sentencia tras 65 sesiones.

Fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana

 Así se desprende del fallo emitido por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en la pieza 3 del caso Gürtel, relativa a supuestas irregularidades en contrataciones de la feria Fitur entre los años 2005 y 2009.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?