Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Riazor clama por una cubierta digna

Lunes, 6 de febrero

A Coruña celebró pleno del Ayuntamiento, el primero desde que Xulio Ferreiro quedó en funciones al perder la cuestión de confianza. Por delante, un mes más sin presupuestos municipales por el voto negativo de PP y PSOE que, sin embargo, no presentarán una moción de censura. Antes, Ferreiro se reunió con el presidente de la Xunta, que no quiso comprometer la participación del gobierno gallego en el plan que tiene el ayuntamiento para los muelles mientras no se concrete esa propuesta.

Febrero será, por tanto, un mes perdido a efectos de los presupuestos para la ciudad de A Coruña, que a estas alturas ya podía tener en marcha toda la maquinaria municipal. El despropósito debería obligar a una reflexión a los dirigentes socialistas que antepusieron sus intereses partidistas de intentar cercar a Ferreiro a los del conjunto de la ciudad.

Siguieron, por lo demás, los efectos del temporal. Los que más se prolongaron en el tiempo fueron los cortes de luz. El Consorcio das Mariñas prepara una protesta formal. Gas Natural Fenosa ha negado falta de inversiones en mantenimiento y atribuye los apagones a la virulencia del temporal. La Xunta abrió un expediente, aunque descarta sanciones.

Gas Natural Fenosa, ahora, Unión Fenosa, antes, ha venido explotando desde hace muchos años los recursos naturales de Galicia. Por eso debe exigirse a la compañía una actuación mucho más contudente, rápida y eficaz cuando un temporal deja sin electricidad a miles de ciudadanos. Es lo mínimo.

Martes, 7 de febrero

Los arquitectos que realizaron el informe sobre el estado del campo de fútbol de Riazor descartaron que el temporal haya afectado a la estructura de la instalación. Sostienen que sólo dañó la cubierta, aunque apuntan que la estructura también está deteriorada por el paso de los años. El miércoles comenzó la reparación provisional, a la espera de que el Concello da Coruña acometa una reforma de la cubierta que costará siete millones de euros.

Miércoles, 8 de febrero

El presidente del Deportivo, Tino Fernández, se ofreció a que el club se encargue de la reforma de la cubierta de Riazor, con el objetivo de agilizar los plazos. Si lo hace el Dépor, los tiempos previstos podrían acortarse al no estar sujeto a una burocracia tan rígida como la que debe seguir una administración pública como un ayuntamiento. El propio concejal de Deportes, José Manuel Sande, admitía las dificultades para acortar estos plazos.

Jueves, 9 de febrero

El Concello da Coruña se comprometió a estudiar la propuesta del presidente del Dépor, aunque el Gobierno local vió problemas legales.

La fórmula propuesta por Tino Fernández tendrá sus dificultades jurídicas, pero puede servir de punto de partida para cumplir el deseo de todos: que Riazor tenga cuanto antes una cubierta que goce de todas las garantías. Abre además la puerta a la participación de otras instituciones públicas, como la Diputación. Dépor y Concello han anunciado una reunión para la próxima semana que debería servir para avanzar en este camino.

El jueves por la tarde, el grupo socialista del Concello da Coruña escogía a José Manuel García como portavoz municipal. La elección volvió a evidenciar la división en el grupo. Sólo tres de los seis concejales votaron a favor de García.

El nuevo portavoz accede a este cargo con sólo varios meses de militancia en el PSOE. Fue elegido por Mar Barcón para ser el número dos de la candidatura socialista en las pasadas elecciones municipales. Los militantes más progresistas del PSOE coruñés le reprochan un supuesto posicionamiento ideológico alejado de la izquierda. Llega tras la dimisión de Mar Barcón, primero, y José Manuel Dapena, después. Y no lo tendrá nada fácil. El PSOE en A Coruña ha sido incapaz de marcar un discurso coherente, se desangra a nivel interno y no encuentra su lugar tras el batacazo electoral de Barcón que sigue siendo concejala en el Ayuntamiento. Además, muchos votantes lo critican por ir de la mano del PP en el acoso a la Marea Atlántica de Xulio Ferreiro

Viernes, 10 de febrero

El proceso que se puso en marcha en 2009 concluía el viernes. En aquel año comenzó la ola de fusiones de las cajas de ahorro y pronto en el foco aparecieron Caixa Galicia y Caixanova. Ese viaje, con todos sus avatares, concluía el viernes, cuando el Grupo Banesco entregó los 300 millones de euros pendientes para completar el pago al Estado por la entidad, ahora Abanca. Un año y medio antes de lo previsto, el holding de Juan Carlos Escotet ha completado los pagos hasta sumar los mil millones de euros de la subasta.

Por delante tiene un camino no exento de problemas. La competencia es dura en el sector financiero, los intereses siguen en niveles muy bajos y las entidades tienen que buscar otros recursos para mantener la rentabilidad. No son pocos los que en los ámbitos económicos vaticinan que el proceso de fusiones todavía no está cerrado. En este escenario Abanca luchará por mantener su posición privilegiada en Galicia, captar en el exterior nuevos clientes a través de la banca electrónica y conservar su autonomía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?