Lunes, 03 de Agosto de 2020

Otras localidades

Libertad religiosa

Un juzgado avala a una empleada que exigió trabajar con el velo islámico

La trabajadora denunció a Acciona porque le sancionó y le prohibió trabajar con el hiyab en el aeropuerto de Palma

Un juzgado avala a una empleada que exigió trabajar con el velo islámico

Cadena Ser

Un juzgado de lo social de Palma de Mallorca obliga a la empresa Acciona a permitir que una de sus empleadas acuda a trabajar con el velo islámico. La chica denunció a la empresa porque le prohibió desempeñar su puesto de trabajo en el servicio de atención al pasajero con el velo islámico y le sancionó durante varias semanas cuando se negó a quitárselo.

La magistrada del juzgado número uno de lo Social de Palma considera que Acciona incurrió en una vulneración del derecho fundamental a la libertad religiosa y ordena a la empresa que revierta la situación de inmediato. Además, le condena a devolver a la trabajadora casi 4.500 euros del salario que dejó de percibir por las sanciones y a pagarle una indemnización de 7.800 euros.

En la sentencia, la jueza concluye que el uso del velo en este caso es una manifestación de las creencias de la trabajadora y que la empresa no mantiene ninguna política de neutralidad religiosa. Dice el dictamen que Acciona en ningún momento ha concretado perjuicio alguno para su imagen como empresa por el hecho de que la empleada llevase el velo islámico. Simplemente, dice, se ha limitado a alegar que sus empleados tienen que cumplir las normas de uniformidad.

Para Acciona, dice la jueza, es una cuestión meramente estética pues en ningún momento la empresa ha señalado durante el proceso que el uso del hiyab por parte de la empleada le causara perjuicio alguno. Es más, Acciona ha reconocido que en otros países de mayoría musulmana se ha permitido. La magistrada recuerda que en la empresa no había ninguna norma que prohibiera llevar el velo, pues el manual de imagen personal y de uniformidad para los empleados no estaba vigente en el momento en que ocurrieron los hechos. Un manual, dice, en el que tampoco estaba prohibido de forma expresa.

La jueza argumenta también que la libertad del individuo de manifestar su religión no puede ser objeto de más restricciones que ls que están previstas por la ley y sean necesarias para el mantenimiento de la seguridad pública. Por todo ello, se estima la demanda de la empleada aunque la empresa tiene posibilidad de presentar recurso de suplicación ante la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?