Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 28 de Enero de 2020

Otras localidades

Atrévete a pasar un fin de semana en un casa en un árbol

En Hoy por Hoy Badajoz ofrecemos consejos para alquilar hospedajes originales y diferentes a través de las plataformas de Internet.

Con la vista puesta en los puentes cercanos como el de Carnaval, el de San José en marzo y la Semana Santa en abril, vamos a hablar de las plataformas para alquilar apartamentos o casas de vacaciones en España, en Portugal y en todo el mundo.

Algunos nombres que nos sonarán son AirBNB, Wimdu, HomeAway,… Más o menos todas siguen la misma forma de trabajo. Básicamente son espacios donde particulares ofrecen sus casas en alquiler a otros particulares y cada uno puede reservar por un día, un fin de semana, una quincena, etc.

Desde aquí queremos dar algunos consejos para sacarles el máximo provecho y disfrutar de unas vacaciones inolvidables.

Sal de los destinos habituales:

Este tipo de plataformas cuentan con miles de casas y apartamentos para alquilar en todas partes. Y además, elegir en qué casa nos queremos quedar es sencillo y hasta divertido. Cuando nosotros seleccionamos un destino, en el mapa nos aparecen los pisos disponibles, pero si movemos un poco el mapa, nos aparecen nuevos apartamentos más o menos cerca de dónde queremos ir. Y con suerte, hasta más baratos. Por ejemplo si yo busco en Sesimbra, y amplío un poco la búsqueda puedo encontrar ofertas interesantes en Aldeia de Meco

Usa los filtros y déjate inspirar

Otra forma de buscar es elegir una serie de características de la casa en vez de un destino. Puedes elegir el número de habitaciones, el número de camas, el precio, y luego navega por el mapa viendo qué ofertas hay. A lo mejor terminas en un pueblito perdido de Cuenca que de otra manera nunca hubieras visitado.

Sé atrevido

Una de las cosas más divertidas de estos espacios de alquiler de apartamentos y casas es la oportunidad de pasar un fin de semana en alojamientos originales: hay casas en árboles, barcos, tipis indios, cuevas, casa con piscina, o con jacuzzi, castillos,…

Unos de los alojamientos disponibles en AirBNB / Air BNB

Por otra parte, para no llevarse a ideas equivocadas, es importante tener claro qué es y qué no es este tipo de alojamientos.

  1. No vamos a un hotel, por lo tanto, no tenemos las ventajas que ofrecen estos alojamientos. No hay una recepción 24 horas para recibirnos y darnos nuestra llave. Hay que quedar con nuestro anfitrión para que nos reciba, nos dé las llaves, nos explique cómo funciona la casa, la calefacción, etc. Eso implica que a veces hay alojamientos que no reciben a viajeros más tarde de tal o cual u hora, o que cobren más por tener que esperarnos a horas un poco intempestivas. Tampoco vamos a tener servicio de habitaciones, ni nos van a hacer las camas. Sí es verdad que los anfitriones se suelen esforzar por tratarnos bien, incluso hay quien deja un pequeño detalle o bebidas frías en la nevera. Aunque no tengamos esos servicios lo que sí contamos es con más espacio, cocina, zonas comunes, y a veces hasta más de un baño.
  2. No es necesariamente más barato. Seguramente una pareja que compare precios de hotel con este tipo de alojamientos no vea grandes diferencias, pero en cuanto los gastos se comparten entre cuatro o más personas la rentabilidad sí sube notablemente. También nos ofrece la posibilidad de quedarnos en sitios más céntricos de ciudades turísticas por menos dinero que un hotel.
  3. No es un alojamiento “profesional”. Y aunque por lo general impera el “buen rollo” no deja de ser un particular que alquila un espacio, por eso, como con todo debemos guardar ciertas precauciones. Leed bien la descripción del anuncio: si tiene ascensor, si tiene lavadora, cuáles son las normas de la casa como la hora de entrada o salida, etc. Mirad bien las fotos: fijándose en los detalles, y desconfiar de los anuncios con pocas fotos. Y por último, fijaos en la reputación del anunciante y leer bien los comentarios de otros usuarios porque nos darán una idea más real de lo que podemos esperar. Y en caso de duda preguntad al anfitrión para que nos resuelva las dudas que tengamos. Y si no lo teneis claro, pasad al siguiente apartamento que por suerte la oferta es muy amplia.

La plataforma que usemos para buscar o alquilar es un mero intermediario, por lo que no es responsable de los problemas que podamos encontrar como por ejemplo, que la persona a la que hayamos hecho la reserva la cancele antes de que nuestro viaje. En algunos casos sí que podemos reclamar nuestro dinero o parte de él. Si por ejemplo llegamos a nuestro destino y la casa no se corresponde con la descripción, o si no cuenta con alguno de los servicios que decía en el anuncio, podemos presentar una reclamación, pero estas plataformas sólo tomaran cartas en el asunto después de que confirmar que hemos intentado solucionar el problema hablando con el anfitrión.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?