Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Los picosatélites de la Universidade de Vigo se hacen mayores

El equipo de Fernando Aguado trabaja ya en satélites de mayor peso y tamaño

Cuando la Universidade de Vigo apostó por los picosatélites y por aquel Xatcobeo, algunos lo tildaron de brindis al sol, de callejón sin salida o de un proyecto sin futuro. Nueve años después ya trabajan en el cuarto picosatélite, se ha creado una red de satélites Humsat, se lideran proyectos avalados por la NASA y la Agencia Espacial Europea, está a pleno rendimiento la Agencia Galega de Innovación Aeroespacial e incluso hay un grado de Ingeniería Aeroespacial en Ourense. Pasos muy relevantes que demuestran que ni era un brindis al sol, ni era un callejón sin salida, ni era un proyecto sin futuro. Y tiene tanto futuro que, desde la Agencia, se trabaja ya en proyectos como el de AITEC para un satélite de monitorización de aviones, o el de FIRE-RS para la detección remota, mapeado, predicción y prevención de incendios forestales a través del uso de sensores de infrarrojos.

Pero ahí no se queda la cosa, apuntaba Fernando Aguado, el responsable de este equipo, que están presentando muchos proyectos para poder liderarlos. Lo hacen con el aval de la Agencia Espacial Europea y de la NASA. Pero el paso adelanta que han dado pasa por empezar a construir satélites de mayores dimensiones y de más peso. Es lo que ha avanzado Fernando Aguado en el tiempo de Vigo Hoy por Hoy. Con la estructura creada, con el equipo de ingenieros y los fichajes realizados, con la inyección económica necesaria gracias a los proyectos, la intención que tienen es evolucionar el trabajo hacia proyectos más ambiciosos y de mayores dimensiones. Es decir pasar de los picosatélites a los minisatélites. Estaríamos hablando de un paso en el que ya están trabajando para construir y programar satélites de 10 kilos. Paso previo a pensar ya en poder fabricar satélites de hasta 50 kilos. Un trabajo en el que están ahora mismo y que abriría nuevas posibilidades de poder trabajar en todo tipo de proyectos internacionales.

Aguado que ha reconocido que la Agencia Espacial Europea le ha comunicado a la NASA que, por ahora, paraliza parcialmente su participación en la misión AIM para desviar el asteroide Didymos. Lo hace porque, asegura, Fernando Aguado están en busca de la financiación necesaria para poder seguir desarrollando este ambicioso proyecto. El objetivo no es baladí: evitar que impacte con la tierra un asteroide de 800 metros de diámetro y una pequeña luna que orbita a su alrededor. Ahí entraría la Universidade de Vigo con un satélite tipo Cubesat que ayudaría en la importante misión. Para este proyecto harían falta unos 200 millones de euros y en ello están trabajando. Seguirán en contacto con la NASA que participa en el proyecto y también esperarán las noticias que puedan llegar de ESA cuando consigan reactivar la financiación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?