Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los dentífricos blanqueadores pueden dañar los dientes

Los odontólogos advierten de que estos productos no son eficaces y recomiendan huir de los remedios caseros

Ya lo advirtió la OCU tras analizar 13 pastas dentífricas: ninguna de ellas debería llamarse blanqueadora ya que cambiaban muy poco o nada el color de los dientes. 

Según el doctor Manuel Gómez, médico estomatólogo especialista en estética dental e implantes, y profesor de la Universidad del País Vasco, "estos productos no surten efecto, limpian pero no blanquean. Es más, con su poder abrasivo, incluso pueden llegar a dañar el esmalte". Recomienda un buen cepillado tras cada comida y utilizar la pasta de dientes correspondiente. En este sentido, el doctor Gómez, responsable del Centro Dental Implantológico Manuel Gómez de Bilbao, pone el foco en la importancia de un buen diagnóstico, primero, para eliminar cualquier patología. A partir de ahí, apunta diferentes tipos de dentífricos. Por una partte, los destinados a los pacientes con problema periodental. Por otra, aquellos dirigidos a las personas con predisposición a padecer caries. 

Entre los principales enemigos del buen tono de la dentadura, se encuentran el tabaco, el café o las sustancias que contengan teína. Además, con la edad el esmalte se agrieta, se hace translúcido y aparece la dentina, que es la que le da el color al diente.

Los últimos avances en blanquamiento dental incorporan el peróxido de hidrógeno y la lámpara de luz fría, siempre empleados bajo supervisión de un especialista en odontología estética, según explica el doctor Gómez. Esta técnica abre los poros del esmalte sin perjudicar el diente. Tres sesiones de ocho-diez minutos son suficientes para aclarar el tono. También se utiliza el peróxido de carbamida (el paciente emplea una férula transparente un par de horas en casa) para conseguir el blanqueamiento deseado.

El doctor advierte de los riesgos de los remedios caseros como el bicarbonato sódico, con un alto poder abrasivo, o los cítricos como el limón, que perjudican el esmalte y hacen que los dientes pierdan el tono y la vitalidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?