Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 09 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Debate en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma en España
Medio ambiente

Solución inminente a los residuos de la Vega Baja

Vaersa se reúne esta semana con el Ayuntamiento de Guardamar para concretar en firme su candidatura a acoger una de las plantas transitorias. Consorcio y Generalitat también negocian con Orihuela un segundo enclave

El problema de almacenamiento de basura en la Vega Baja podría quedar resuelto con la instalación de plantas transitoria en Guardamar del Segura y Orihuela.

El problema de almacenamiento de basura en la Vega Baja podría quedar resuelto con la instalación de plantas transitoria en Guardamar del Segura y Orihuela. / FreeImages

Dónde almacenar la basura que genera la comarca de la Vega Baja es un problema endémico en la provincia que ya empieza a vislumbrar una solución definitiva. Esta semana arranca la maquinaria para poder empezar a instalar dos plantas transitorias, con el estudio de las propuestas definitivas con los municipios candidatos.

La Consellería de Medio Ambiente y también el Consorcio de Residuos A6 de la comarca, han iniciado reuniones con Guardamar del Segura y Orihuela; los dos municipios que finalmente se han ofrecido a alojar este tipo de instalaciones, después del intento frustrado de tantos años por encontrar localidades voluntarias.

La idea es que al final de la legislatura ya se pueda contar con las plantas de tratamiento definitivas pero para ellas de momento aún no hay conversaciones ni ofertas. De momento, el presidente del Consorcio, Manuel Pineda, recuerda que éstas dos iniciales serán plantas transitorias y "desmontables" que se ubicarán en terrenos que en el futuro los municipios podrán seguir "disfrutando".

El pasado viernes, el director general de Cambio Climático, Joan Piquer, ya mantuvo con los vecinos de Guardamar un encuentro que éstos califican de "fructífero" y el próximo miércoles 22 la reunión será entre este consistorio, el director general de Vaersa, Vicent García, y el secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro.

En el caso de Guardamar, su alcalde, José Luis Sáez, sólo puede ver como "una muy buena noticia" y beneficios para la localidad, la instalación de esta planta, que supondrá -dice- un "ahorro brutal" para el municipio, que ahora ha de invertir cuatro horas y media cada vez que vierte en la planta de Xixona. Y el ahorro que implica, añade, el sellado del antiguo vertedero, que será costeado con un millón de euros que aportarán Generalitat y Consorcio.

Entiende Sáez las protestas y el rechazo social que despertaban en el pasado este tipo de instalaciones, pero habla del giro que ha supuesto pasar de plantear el tratamiento de residuos a "tratamiento de recursos", dice.

De hecho, el secretario autonómico, Julià Álvaro, se felicita por que al fin se haya "conseguido sin ruido social ni sombra de corrupción" llegar a un acuerdo con estos municipios.

El objetivo es que en verano se ponga en marcha la construcción y que en un plazo entre seis y diez meses ambas plantas transitorias se pongan en funcionamiento. El siguiente paso, explica Álvaro, será elaborar un estudio para ver qué ubicaciones y dimensiones se buscan para las plantas definitivas e "iniciar el debate con vecinos y consorcios".

En Guardamar confían en que la cuestión pueda aprobarse con mayoría en el próximo pleno de marzo. En Orihuela las reuniones políticas no están tan avanzadas pero desde el Consorcio esperan que en unas semanas pueda haber también consenso.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?