Domingo, 29 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Radioteatro

El Cordobés. V Califa

El Cordobés V Califa

El Cordobés V Califa / CADENA SER

Radionovela El Cordobés. V Califa.

Capítulo 1. La casa enjalbegada.

El 4 de mayo de 1936 nacía en Palma del Río Manuel Benítez. El menor de cinco hermanos llegaba a una casa marcada por la pobreza. El niño “no trae el consabido pan debajo del brazo, pero trae ceñida en su cabeza una incorpórea aureola, la del quinto califa del toreo”.

Capítulo 2. La foto de manolete.

Transcurre el año de 1950. Manuel Benítez ya es un adolescente. De la mano de Ramiro Manosalvas “Ojos Claros” entra en contacto con el mundo del toro gracias a estar presente en las tertulias taurinas que se celebran en el bar de Manuel Ruiz “Charneca” que le regala una foto de Manolete.

Capítulo 3. Entre cerrados y calabozos.

Transcurre el año de 1953. Manuel Benítez continúa frecuentando a los aficionados de su pueblo. Se emboba con las aventuras que cuentan el matador Julio Fuillerat “Palmeño” y el aficionado José Cruz “Cararraja” -“la caricia de una vaca” que le quitó el sitio. Conoce por vez primera el calabozo por frecuentar los terrenos prohibidos donde pastan los toros de la familia Moreno de la Cova.

Capítulo 4. El sueño del espontáneo

Manuel Benítez ya está en Madrid. Trabaja “en los albañiles” con escaso futuro. El domingo 28 de abril de 1957 decide tirarse de espontáneo en la corrida que se celebra en la plaza de toros de Las Ventas, donde están anunciados Pablo Lozano, Antonio del Olivar y Juan Antonio Romero. Se lanza al ruedo en el quinto de la tarde, recibiendo una gran paliza del toro.

Capitulo 5. El primer vestido (1959)

Tras frecuentar las peligrosas capeas que se dan por los pueblos manchegos, Manuel Benítez consigue la amistad del aficionado Luis López quien será su primer mentor. Lo anuncia por vez primera en un espectáculo serio siendo sobresaliente del rejoneador Mariano Cristóbal, anunciándose como Manuel Benítez “El Renco”. No pasó nada pero lució su primer vestido de torear. Era la tarde del 16 de agosto de 1959 en la localidad burgalesa de Roa de Aranda.

Capítulo 6. Conociendo la muerte (1959)

El 13 de septiembre se apunta a una capea a celebrar en la plaza de Loeches (Madrid) junto a su mago Manuel García. Los dos son corneados por el toro. En el hospital General de Madrid, Manuel Benítez quiere comunicarse con su amigo que está en la cama vecina, sin hablar “ ¿Cómo estás amigo? Quisiera acercarme, pero no me deja la “corná” Esa misma noche un sacerdote da la extremaunción a su amigo que acaba de fallecer.

Capítulo 7  El Pipo (1959)

Manuel Benitez busca al taurino Manuel Becerra por las cervecerías de la Gran Via de Madrid. Lo encuentra en La Campana. Puro en la boca y clavel en la solapa. Becerra no le puede dar la oportunidad que solicita el torerillo. Atento a la conversación se encuentra Rafael Sánchez Ortiz “El Pipo”, también de Córdoba que se interesa por él.

Capitulo 8. Los Tentaderos (1959-1960)

De la mano de El Pipo, Manuel Benitez acude a bastantes tentaderos por los campos de Salamanca. La impresión que da es la de un torero torpe. Pero El Pipo sabe captar la gran virtud del torerillo: “ Lo que acabo de darme cuenta –dice a los presentes en la tieneta – es que a pesar de los revolcones y de la paliza que lleva, el muchacho vuelve a la vaca sin Cambiarle el color de la cara”.

Capítulo 9. Las primeras novilladas. 1960

Tentaderos y porrazos es lo que espera a Manuel Benítez, ya bajo la dirección de Rafael Sánchez El Pipo y alternando con un muchacho de Sevilla llamado Manuel Rodríguez. Con ganado de Ramón Sánchez es anunciado en Belmez. En el barrio cordobés de Las Margaritas aparece otro alevín de torero llamado Manuel Cano al que se conocerá como El Pireo.

Capítulo 10. A golpes por las portátiles. 1960.

El Pipo se hace con una portátil y anuncia a su apoderado como “El torero del pueblo”, “He venido aquí a morir” o “Sólo ante el peligro”. Su éxito en estas novilladas aviva el interés de José Escriche, al empresario de la plaza de Córdoba. Se fija su debut en esta plaza para el 15 de mayo de 1960.

Capítulo 11. "La tila por las nubes". 1960

La actuación de Manuel Benítez, ya El Cordobés, en la plaza de toros de Córdoba, Los Tejares, el 15 de mayo de 1960 da origen a una crónica de José Luís de Córdoba titulada “La tila por las nubes”. En la redacción del diario Córdoba, su autor y los periodistas Manuel Medina, y Juan Montiel Salinas, junto a los fotógrafos Ladislao Rodriguez Ladis y Ricardo Rodriguez Ricardo hablan de la impresión que les ha dejado el debut del Cordobés.

Capítulo 12. Profeta en su tierra (1960)

Tras su éxito en Córdoba, sus paisanos quieren verlo torear. Se apalabran varias novilladas en Palma del Río los días 21,22 y 26 de mayo de 1960. El éxito es tal, con la plaza llena, que una comisión le ofrece torear de nuevo en el mes de agosto. El Cordobés, ya cobra, y ofrece a su hermana Angelita lo cobrado en esas novilladas, y es cuando le dice: “O te compro una casa o te visto de luto”.

Capítulo 13. Novillero puntero. El bautismo de sangre.

El éxito del Cordobés en Palma del Río impone su repetición de nuevo en Córdoba. La plaza de Écija, regentada por Jiménez Torres también lo reclama. Aquí acuden en masa sus paisanos y la afición de Córdoba. Al clavar un tercer par de banderillas el novillo hunde su pitón derecho en el muslo del torero. Es su bautizo de sangre. Lo cura el doctor Ortiz Clot que le recomienda reposo. Pero el torero hace caso omiso y se anuncia en la plaza de Córdoba para los días 31 de julio y 7 de agosto.

Capítulo 14. Novillero puntero. 1960

Las novilladas de Palma del Río encumbran aún más la fama de Manuel Benítez Las ferias de los pueblos de Córdoba lo reclaman. Surgen las peñas. Y los dineros. Con sus primeras ganancias se compra un Mercedes y una casa para su hermana. Marcelo Moreno Tarik de Imperio le dedica su revista El Califa: ¿Premoción?

Capítulo 15. Reunión de invierno, La Revista El Califa.1960/61

Reunión de taurinos en torno a Tarik de Imperio que presenta el número especial de la revista El Califa, dedicado a El Cordobés. Destaca en ella una foto de éste con el empresario Pedro Balañá hijo, que viene a verlo a Jaén. La fama se expande entre los poderosos empresarios.




Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?