Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La semana en la que un cartel de carnaval desató la polémica

Lunes, 13 de febrero

La semana arrancaba con un dato positivo, el primer balance del año del aeropuerto de Alvedro. El número de pasajeros subió en enero un seis por ciento. Fue el mejor enero desde el año 2008 y para el director de la terminal, Jesús Campo, el incremento es “histórico”.

Que el dato es sencillamente bueno lo demuestra el hecho de que ni PP ni PSOE deslizaron ningún comentario en relación con este balance. El aeropuerto es, o debe ser, una de las fortalezas de una ciudad que vive en un rincón y que presume de ello, pero en ocasiones el debate sobre Alvedro es tan acalorado y apasionado que supera con creces lo razonable. Más de un director del aeropuerto se ha quedado sorprendido al ver qué polvareda levanta cualquier noticia relacionada con Alvedro, algo que no sucede en otras ciudades. Que sirve el buen dato para rebajar los discursos.

El lunes fue además el Día Mundial de la Radio. En la Cadena SER los celebramos con el lema ‘La radio eres tú’. Porque, al final, nada de lo que hacemos en la radio tendría sentido si tú no estás al otro lado.

Martes, 14 de febrero

Fomento, Xunta y Concello da Coruña llegaron a un principio de acuerdo para la construcción de la estación intermodal en A Coruña. En discusión estaba la aportación del Ayuntamiento, que finalmente sí se encargará de la construcción de los accesos y del aparcamiento, pero, a cambio, podrá explotar esta instalación durante 15 o 20 años. Además, han acordado agilizar la tramitación urbanística. En una semanas podría estar listo ya el nuevo convenio.

Es otra buena noticia. Que tres administraciones se pongan de acuerdo para impulsar un importante proyecto es un claro avance que desbloquea una actuación que corría el riesgo de enquistarse. Los tiempos de los edificios grandiosos han pasado. Debe primar la funcionalidad, la intermodalidad, la integración de infraestructuras y la conexión de la estación con el barrio en el que se asienta.

Miércoles, 15 de febrero

El Concello da Coruña descartó ya formalmente que el Deportivo se encargue de las obras de reforma de la cubierta del campo de fútbol de Riazor. El Ayuntamiento asumirá los trabajos, por siete millones de euros, pero el club podrá supervisar el proyecto y su ejecución. El inicio de los trabajos podría adelantarse unos meses. Son las conclusiones del encuentro que Gobierno local y Deportivo celebraron en María Pita.

El acuerdo debe servir para que las dos instituciones sumen esfuerzos y atrás quede la polémica. Pero, ojo, esto no ha sido un “folletín”, como dijo en su momento el concelleiro de Culturas, José Manuel Sande. El debate ha sido positivo y pertinente porque ni A Coruña ni el Deportivo se merecen un campo de fútbol como el de Riazor. Cualquier aficionado que viajase a Bilbao a ver al Dépor pudo comprobar cómo es un estadio del siglo XXI.

El miércoles comenzó la polémica tras la protesta del Arzobispado de Santiago por el cartel del carnaval coruñés. Una figura de un Papa, cáliz en mano y nariz enrojecida, enojó a la jerarquía eclesiástica y molestó a un grupo de creyentes.

En la esencia del carnaval está molestar al poder. Si alguien se ha sentido ofendido por esta imagen, poco se le puede reprochar; pero desde una mirada alejada cuesta trabajo ver motivos de ofensa. Personas disfrazadas de Papas, curas e incluso monjas ‘sexys’ son habituales en carnavales de muchos lugares del mundo. Y hasta el momento nada ha pasado. La polémica ha arrojado una carga al cartel que antes no tenía.

Jueves, 16 de febrero

Doce días después de que PP y PSOE retirasen la confianza al alcalde de A Coruña, estas dos formaciones se reunieron el jueves por la tarde. Fuentes de los dos partidos aseguran que no hablaron de una posible moción de censura, cuando aún quedan dos semanas de plazo por delante para poder impulsar esta iniciativa. El encuentro fue a petición del PP. Desde que Ferreiro perdió la cuestión de confianza, los socialistas han descartado la moción de censura.

Nada que objetar a una reunión de los dos grupos más importantes de la oposición. Bueno es que dialoguen y comprueben los puntos en los que coinciden y discrepan sus proyectos de ciudad. Lo sorprendente es que hayan tenido que esperar al plazo de presentación de la moción de censura para reunirse y, oficialmente, no hablar de la moción de censura.

Viernes, 17 de febrero

La Xunta aseguró por la tarde en comunicado que las últimas mediciones confirman que no hay partículas de amianto en el colegio Ramón de la Sagra, tras las obras de retirada de la cubierta. Pero las familias afectadas aseguran que no recibieron ninguna comunicación oficial a pesar de que el propio viernes estuvieron en la Xunta. El Gobierno gallego sostiene que en todo momento las obras fueron seguras y no ponían en riesgo a los alumnos.

El asunto es tremendamente sensible porque afecta a niños y niñas, a la salud pública, y se refiere a un grupo de minerales que –está demostrado científicamente- provocan cáncer con una alta tasa de mortalidad. Es seguro que se han adoptado todas las medidas de seguridad pertinentes, pero no parece razonable retirar una cubierta de amianto en pleno curso escolar y con los alumnos en las aulas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?