Jueves, 24 de Junio de 2021

Otras localidades

"Fadila me dijo que se le había ido la mano y había matado al niño"

David Fuentes y Fadila Chardoud se acusan mutuamente del crimen del hijo de ella, un bebé de 21 meses que apareció muerto en una maleta junto a las vías del tren en Oviedo en 2014

Los acusados del crimen del niño Imran, su madre Fadila Chardoud y su ex pareja David Fuentes Varela en la primera sesión del juicio con jurado por asesinato.

Los acusados del crimen del niño Imran, su madre Fadila Chardoud y su ex pareja David Fuentes Varela en la primera sesión del juicio con jurado por asesinato. / Alejandra Martínez

Con la selección del jurado, ha arrancado este lunes en la Sección tercera de la Audiencia Provincial, en Oviedo, el juicio (con jurado) por el asesinato de Imran, el niño de 21 meses cuyo cadáver fue hallado en noviembre de 2014 metido en una maleta junto a las vías del tren en La Argañosa. El fiscal considera que la pareja de la madre David Fuentes Varela, es el autor material de la muerte del niño a golpes, aunque pide la misma condena para la madre, Fadila Chardoud. Por los delitos de asesinato, maltrato habitual, lesiones y profanación de cadáver el Ministerio Público pide para ambos un total de 33 años y 5 meses de cárcel, además de una indemnización de 100.000 euros para los abuelos maternos del pequeño Imran.

Tras la exposición de todas las partes ha comenzado el interrogatorio de los acusados. La primera en declarar ha sido Fadila, la madre, que ha negado haber participado en el crimen ni haber tenido conocimiento de los hechos. Entre llantos, recurrentes durante todo el interrogatorio, ha relatado lo que según ella sucedió el día del infanticidio, en la madrugada del 25 al 26 de octubre de 2014. Cuenta que a las 23:30 horas David, el acusado, llegó a casa y le pidió dinero para drogas: "yo le dije que no tenía, que de dónde lo sacaba. Me empujó contra la pared y me dijo que le buscara una solución". La madre del niño explicó ante la sala que ante la fuerte discusión y la agresividad de de su expareja ella cogió las llaves y se fue a la calle para tranquilizarse y que él también se tranquilizara. Sostiene que regresó pasados entre 30 y 45 minutos y que en la casa no estaban ni el acusado ni el pequeño Imran, al que había dejado dormido en su habitación. "No encontré a nadie en la casa y pensé que David se había ido con el niño para no dejarlo solo", ha dicho Fadila. En ese momento ante la presión del Fiscal que le preguntaba que por qué había dejado al niño solo con el acusado que mantenía una conducta agresiva, que si le parecía normal, la mujer respondió diciendo que "si pudiera hubiera hecho algo para que el niño estuviera bien". Y explicó que el niño estaba dormido y que ella no pensó que David le fuera a hacer nada, "estaba agresivo pero al rato se ponía normal, era así siempre", ha dicho.

A partir de ahí la acusada cuenta que su ex volvió a casa a eso de las 5 de la madrugado solo, y continúa su relato: "cuando le pregunté por el niño me dijo que estaba con su hermana Alba y que se callara, que él no quería pegarle más (al niño), qué si quería que le reventara la cabeza (al niño)". Fadila explicó que en la habitación del niño estaba todo bien y que no había restos de sangre, contradiciendo los datos de la investigación. El posterior viaje a León (donde serían finalmente detenidos) surgió según Fadila porque David le dijo que iban a ir a Galicia a buscar al niño, donde estaba con su hermana, pero que no tenían dinero suficiente. La acusada aseguró que mientras estaban en León ella no tuvo conocimiento de que ambos estaban en busca y captura, y ha apuntado: "Todos los días me pegaba para que me callara caundo le pedía el teléfono de su hermana (con quien él le había dicho que estaba Imran)". Fadila alegó que desde días antes del crimen ella no tenía teléfono porque él se lo había roto y que no tenía dinero para llamar.

El fiscal, se centró asímismo en otros episodios en los que el acusado, David Fuentes Varela también habría pegado al niño, y por lo que se les atribuye a ambos acusados un delito de maltrato habitual. Fadila reconoció haber visto a su ex pareja pegar un fuerte puñetazo en al pierna a su hijo, tan fuerte que le partió el fémur, y reconoció que el niño lloraba mucho, también cuando el propio acusado le puso en la pierna un paño tan caliente que le quemó. "El niño se quejó, el niño lloraba, yo quise cogerle pero él no me dejó", ha dicho Fadila que sin embargo no lo llevó al médico según ella por miedo a David, que dijo que si lo hacía la mataría. En otra ocasión el niño tuvo una costilla rota pero ella no observó nada raro, es más ha dicho que "corría mucho, jugaba mucho, era un niño muy sano".

Fadila Chardoud ha contestado a las preguntas de todas las partes menos del abogado de su expareja.

Por su parte en su interrogatorio David Fuentes Varela, que solo ha respondido a las preguntas de su abogado, ha acusado a la madre del menor de asesinar a su hijo. "Fadila, muy nerviosa e histérica, me dijo: Se me fue la mano y maté al niño". También ha apuntado sobre su confesión, realizada tanto en la comisaría como en sede judicial con asistencia legal, que había sido la propia Fadila la que le pidió que dijera que lo había hecho él. Según el acusado él hacía todo lo que ella le decía porque estaba muy enamorado.

La mujer escuchó el relato al lado de su expareja sin moverse. Sólo cuando se terminó la declaración y la juez decretó el fin de la sesión se abalanzó sobre él gritando "asesino", "asesino". Los agentes de Policía impidieron la agresión y la tuvieron que desalojar de la Sala cogida por las piernas y los brazos.

La Fiscalía considera que el hombre fue el autor material del asesinato y que la mujer ni hizo nada por auxiliar al niño. Los tres residían en una vivienda de La Argañosa, cercana al lugar en el que fue hallado el cuerpo del pequeño, abandonado junto a la vía y metido en una maleta. La acusación particular, ejercida por una hermana de la madre del niño, representada por el letrado Pablo Díaz Carrera  indicó que su clienta no busca ninguna ganancia económica sino que DAvid Fuentes Varela asuma su reponsabilidad como el único autor del asesinato de su sobrino.

La defensa de la madre, representada por la letrada, Belén González, sostiene que el responsable de todo fue el hombre y que la mujer era una mujer maltratada a la que le han quitado lo que más quería.

La defensa de Fadila pide su libre absolución, al igual que la defensa de David Fuentes ejercida por Fernando Barutell.

La vista oral proseguirá este martes.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?