Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Los buzos de la Policía buscan a Marta en la dársena del Guadalquivir

Se han desplazado a Sevilla doce efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEO) que trabajarán en turnos de mañana y tarde

EUROPA PRESS

Un grupo de buzos de la Policía ha empezado a buscar este lunes el cadáver de Marta del Castillo en la dársena del Guadalquivir, junto al club de Remo Guadalquivir, situado entre los puentes de la Barqueta y el del Alamillo. Van a mirar 800 puntos donde un sónar de la Armada ha detectado elementos extraños.

La zona donde van a sumergirse está a poco más de un kilómetro del piso de Miguel Carcaño, donde ocurrió el crimen hace ocho años.

Según la sentencia, dos personas llevaban una silla de ruedas con un bulto cruzando una calle lateral aquella noche. Seis años después, un supuesto testigo, recordó y contó que vio a tres empujando una silla más cerca del río.

Esta es la octava búsqueda que se organiza a la vista de los periodistas y los ciudadanos. Han existido decenas desde que Carcaño mató a Marta de un golpe en la cabeza con un cenicero en enero de 2009.

Fotografía facilitada por el Ministerio de Interior del ministro ,Juan Ignacio Zoido,durante la visita que realizó a los padres de Marta del Castillo, Antonio del Castillo y su mujer, Eva, en su domicilio para informarles de la búsqueda del cadaver de su hija que el barco de la Armada está realizando en la Dársena del Guadalquivir. del Interior / Pepe Herrera (EFE)

Hace precisamente ocho años, la Policía estaba buscando a Marta del Castillo en el río Guadalquivir, después de que Miguel Carcaño confesara el crimen y dijera que habían arrojado el cuerpo desde la pasarela de Camas.

Un mes después, en marzo de 2009, Carcaño ya había cambiado su primera versión y la Policía comenzó a buscar el cadáver en el vertedero de Alcalá de Guadaíra. Sin rastro del cuerpo, en septiembre de ese año la búsqueda se trasladó a una zanja de Camas, detrás de la casa donde vivía Carcaño, con la familia de su novia. Y a la misma zanja volvieron también meses más tarde.

En 2013, y después de contar la enésima versión de lo sucedido, el escenario fue la finca de la Majaloba, en la Rinconada (Sevilla), junto a un poste de alta tesión.

En abril de 2014 aparecieron restos humanos en una escombrera de Camas pero tenían más de un siglo. Allí tampoco estaba Marta. Ni tampoco en el entorno del Charco de la Pava, junto al Guadalquivir, donde buscaron el cadáver en 2015.

 

Este sábado,  la Armada  con el bote hidrográfico perteneciente al buque 'Malaspina' llevó a cabo una batimetría del río -medición del fondo marino- para elaborar un primer mapa fisiográfico de la zona rastreada, que fue completado con las labores, en segunda instancia, del barco del Instituto Hidrográfico de la Marina 'Escandallo', que consistieron en un segundo registro fisiográfico con sonar de barrido lateral de alta frecuencia.

El día 1 de diciembre de 2016, el padre de la joven entregó en el Juzgado un nuevo informe que sostiene que el asesino confeso, Miguel Carcaño, podría haber arrojado el cuerpo de la joven a una zona del río Guadalquivir donde no se ha buscado a su hija con anterioridad.

Los padres de Marta del Castillo se ha reunido este domingo con el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien les ha trasladado su "total disposición a atenderlos personalmente ante cualquier duda que tengan y ante cualquier cosa que deseen". Igualmente, les ha dicho que tanto "la Policía Nacional como la Delegación del Gobierno en Andalucía tienen sus puertas abiertas de forma permanente para todo lo que necesiten ahora y en el futuro".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?