Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

"En las revistas científicas el estudio de la Comunidad no sería aceptado"

Lo dice Jesús María Carro, profesor de Económicas de la Universidad Carlos III, y uno de los autores de un trabajo en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid y el University College de Londres sobre el bilingüismo en las aulas de Primaria de la Comunidad. Carro ha analizado para la Cadena SER el primer informe que realizó el gobierno regional sobre los efectos del bilingüismo en la región

Entrada del colegio bilingüe Ramiro de Maeztu /

Lo dice Jesús María Carro, profesor de Económicas de la Universidad Carlos III, y uno de los autores de un trabajo en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid y el University College de Londres sobre el bilingüismo en las aulas de Primaria de la Comunidad. Carro ha analizado para la Cadena SER el primer informe que realizó el gobierno regional sobre los efectos del bilingüismo en la región.

"Sigo teniendo las mismas dudas, las preguntas siguen siendo las mismas porque están comparando alumnos que son distintos", concluye Jesús María Carro, tras analizar minuciosamente todos y cada uno de los estudios que ha utilizado la Comunidad de Madrid para elaborar su primer informe sobre la implantación del bilingüismo en los colegios e institutos de la región, doce años después de que este sistema comenzara a funcionar en las aulas públicas madrileñas. Según ese informe, que analiza la situación en Primaria, Secundaria y en la última Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), los alumnos que estudian el programa bilingüe de la Comunidad obtienen mejores resultados académicos. Según Carro, "en las revistas científicas este estudio no sería aceptado como medida de los efectos que el programa bilingüe tiene porque las medias que comparan", explica este profesor, "no son comparables ya que los alumnos son distintos".

En el caso de los estudios encargados por la Comunidad de Madrid sobre el efecto del bilingüismo en la Educación Secundaria, según Jesús María Carro, hay dos problemas estadísticos de fondo: que la muestra elegida es muy pequeña y no representativa (solo se analizan dos Institutos de Secundaria Bilingües) y no diferencia entre aquellos alumnos que cursan la sección bilingüe -los únicos que estudian ciencias naturales y sociales en inglés - de los que no. En el análisis que hacen, según Carro, mezclan a ambos alumnos con lo que no se puede saber el efecto del bilingüismo en ciencias en Secundaria. "Hay que identificar a los alumnos que realmente están teniendo asignaturas que se imparten en inglés si se quiere mirar ese efecto", apunta Carro, es decir, a los alumnos de la sección bilingüe.

Un problema que se repite en Bachillerato y en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) donde "tampoco podemos saber qué alumnos vienen de la sección bilingüe", según el análisis de Jesús María Carro. Los resultados que ofrece en sus conclusiones la Comunidad de Madrid junta a los alumnos que han estudiado ciencias en inglés con los que no, con lo que "están comparando grupos de alumnos que han elegido cosas distintas, que tienen características distintas y que no sabemos cuándo empezaron a cursar el programa bilingüe". Alumnos, además, que en el caso de los que forman parte de la sección bilingüe tiene un valor añadido, explica Carro, "al tratarse de alumnos potencialmente más excelentes ya que superaron un examen para seguir estudiando en inglés". En este caso, tampoco podemos saber si hay efectos negativos sobre el aprendizaje del inglés ya que "los alumnos de la sección tiran la media para arriba".

Jesus María Carro apunta una irregularidad más en el informe de la Comunidad, sobre las notas de la PAU de la primera promoción del programa bilingüe que comenzó con este modelo de enseñanza en el curso 2004/2005. Asegura Carro que no todos son alumnos que empezaron en 1º de Primaria en un centro bilingüe: "lo único que cogen es los alumnos que están en un bachillerato bilingue". Según este profesor, ha podido pasar que los alumnos que empezaron el programa con más dificultades lo hayan ido abandonando y, por contra, se hayan ido incorporando alumnos a los que les iba muy bien en otros centros y que querían aprovechar esa opción de modelo bilingüe para aprender más inglés".

Hay demasiadas discrepancias, concluye el análisis de Carro, sin una explicación obvia en las distintas comparaciones que indican que es necesario un análisis mucho más detallado y cuidadoso que las medias que presentan.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?