Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 24 de Enero de 2020

Otras localidades

Comida a domicilio: el recurso de Cáritas para que los mayores sigan en sus casas

Reparten menús diarios a cerca de 80 hogares de Cuenca facilitando la estancia en sus domicilios a personas mayores que ya no pueden cocinar

La comida se elabora en las cocinas de Cáritas. /

El reparto de comida a domicilio es un recurso de Cáritas Cuenca que persigue facilitar la vida a las personas mayores para que permanezcan más años en sus hogares. En ‘Hoy por Hoy Cuenca’ hemos conocido cómo funciona charlando con su responsable, Maribel de la Osa.

Entrevista con Maribel de la Osa en 'Hoy por Hoy Cuenca'. / Paco Auñón

“El servicio va dirigido a personas mayores o que tengan alguna limitación de movilidad para que puedan estar el mayor tiempo posible en su casa, en su barrio, en su parroquia”, explica Maribel. “De esta forma les evitamos tener que cocinar, con la complicación que conlleva de pensar qué hacen de comida y les ofrecemos una dieta equilibrada”. Este servicio prescinde a estas personas de tener que hacer la compra y cargar con ella. Además, evita que enciendan la cocina de casa, evitando riesgos.

Un control diario

El servicio conlleva también que una persona visita cada día a estos mayores y se asegura de que están bien. “Ve cómo están, cómo han pasado la noche, si han tenido algún problema”, nos cuenta Maribel, “porque hemos tenido casos en los que hemos tenido que avisar a los familiares e incluso a los bomberos”.

El servicio de comida a domicilio se puede solicitar en Cáritas y tiene un precio de 6 euros máximo por menú y día. “El precio puede ser más bajo teniendo en cuenta los recursos económicos de cada familia”. Además, a la hora de elaborar el menú, se tienen en cuenta las limitaciones alimentarias “como la diabetes o los problemas gástricos”, dice Maribel.

Los menús son de comida casera “y suelen incluir un primer plato de cuchara casi todos los días, un segundo, fruta y pan”. En muchos casos, ese menú que se reparte entre las doce del mediodía y las dos de la tarde, sirve también para cenar. “Dependiendo de lo que coma cada uno, y las personas mayores ya no comen mucho, se suelen dejar parte del menú para cenar”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?