Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 22 de Enero de 2020

Otras localidades

La Junta defiende la caza en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas

Defiende que se lleve a cabo la actividad cinegética y que se relacione con su biodiversidad

Un ciervo en un parque natural de la provincia. /

El delegado de Medio Ambiente de la Junta, Juan Eugenio Ortega, junto a los alcaldes de Cazorla, Antonio José Rodríguez, y de Quesada, Manuel Vallejo, ha defendido la caza en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Ortega insiste en que hay que compaginar la actividad cinegética con la biodiversidad en el espacio protegido.

El delegado se ha referido al Plan Técnico de Caza en la reserva andaluza de Caza de Cazorla y Segura. Se trata de un mecanismo que, según Ortega, "establece el número de especies que se deben abatir para evitar la superpoblación". En concreto, de las 1.675 reses que figuran en este documento, han sido abatidas 1.126, 280 en monterías y el resto por rececho. Además, de las 32 monterías, 10 fueron en montes públicos y 22 en privados. Solo cuatro se hicieron en la reserva andaluza de Caza.

Además, la caza se muestra como un motor económico, ecológico y social para las zonas en las que se lleva a cabo tal y como ha explicado Juan Eugenio Ortega ya que las cuatro monterías llevadas a cabo en la reserva han dejado unos ingresos de 88.000 euros. También crearon 751 jornales, 493 permisos de rececho y 172 en los cotos de Segura y Hernán Perea.

Polémica montería

Ortega ha hablado también sobre la montería celebrada recientemente en Cazorla, de la que se han difundido en prensa unas imágenes que han generado distintas denuncias. El delegado habla de "normalidad y control" pero también reconoce que son desagradables las fotografías que se han publicado pero que corresponden a la Junta de Carnes, el momento en el que un veterinario analiza, por ley, las reses. Además, ha lamentado que la imagen del parque pueda verse dañada.

El alcalde de Cazorla ha defendido esta actividad "que está totalmente controlada con todos los agentes implicados en el territorio a través de la Junta Rectora del Parque y de la Comisión de Desarrollo Sostenible". Por su parte, el primer edil quesadeño ha defendido esta actividad y asegura que sin ella habría superpoblación de especies que ocasionarían daños en el olivar y en las huertas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?